Tener un corazón de María en un mundo de Marta

May 8, 2024 at 11:33 a.m.

Por Cynthia Craft

¿Alguna vez has intentado hacerlo todo? Ciertamente lo he hecho siempre. Está en mi naturaleza y en quién soy como persona. Me encantan los horarios, las listas y la organización. Me encantan las líneas que hace una aspiradora en la alfombra de mi sala. Ser esposa de un diácono, madre de tres hijos y abuela de 10, además de trabajar a tiempo completo como líder catequética parroquial, requiere más resistencia, más creatividad y más sabiduría de la que jamás había soñado. Estoy segura de que muchos de ustedes pueden estar sintiendo lo mismo.

 La pregunta que escucho con mayor frecuencia de colegas, feligreses y padres de mis alumnos es: "¿Cómo vivimos en un mundo de Marta y, al mismo tiempo, dedicamos tiempo a adorar a nuestro Señor Jesús como María?" Queremos adorar como María, pero la Marta dentro de nosotros sigue manejándonos. ¿Cómo equilibramos lo que algunos suelen llamar el síndrome de la “hermana retorcida”?

A medida que mi familia creció, hice todas las cosas que haría una madre católica. Enseñé educación religiosa, dirigí el programa de ministerio juvenil en mi parroquia y me aseguré de que mis hijos fueran a la Iglesia y recibieran sus Sacramentos. Estaba extremadamente ocupada.. Todas cosas buenas, muchas para el Señor. Yo diría que gravité más hacia Martha; sin embargo, también siempre me esforcé por tener algunos “momentos marianos”.

Probablemente todo el mundo haya oído hablar de WWJD (What Would Jesus do? que se traduce como  ¿Qué haría Jesús?). ¿Pero has oído hablar de WWSMD? (¿Qué haría la inteligente Martha?) Como esposa, madre y abuela, necesitaba ser una “Marta inteligente”. El trabajo de una esposa es un trabajo serio, el trabajo de la madre es un trabajo serio y el trabajo de la abuela es un trabajo serio. Importante, sí, pero todos necesitan a María también! Todas esas personas en nuestras vidas a quienes servimos en el día a día son Jesús. Esposos, hijos, nietos, incluso personas con las que nos encontramos a diario. A veces necesitamos detenernos y escucharlos, prestarles realmente atención, para que podamos crecer espiritual, emocional y socialmente. Podemos limitar el número de actividades y deportes a los que se suman nuestros hijos. No es necesario que participemos en todos los ministerios de la parroquia, tal vez elijamos uno o dos. No siempre tenemos que estar en movimiento, vamos, vamos. Disminuye la velocidad a propósito y respira una o dos veces. No hay sustituto para el “tiempo de María” que pasamos con nuestras familias, cónyuges, padres y Jesús en nuestras vidas.

La verdad es que nunca lograrás hacer todo. Confía en mí. Y si pones a Jesús en último lugar, tampoco llegarás nunca a él. Por difícil que parezca a veces, esfuérzate por poner siempre a Jesús en primer lugar. Jesús estaba invitando a Marta a tener una relación con él. Básicamente estaba diciendo: "Tranquila a Martha, o relájate, ven a sentarte conmigo, los platos estarán allí cuando hayamos terminado".

Marta era una gran hacedora, pero estaba demasiado ocupada para prestarle atención a Jesús. María fue una gran oyente, una verdadera discípula, pero escuchar sin hacer es sólo la mitad del camino, como hacer sin escuchar es sólo la mitad del camino. Siempre debemos buscar a Cristo primero, como lo hizo María. Pasa tiempo con Jesús y luego haz las cosas. Marta y María, ambas nos mostraron que el trabajo y la adoración son necesarios, que cada uno tiene un lugar en nuestras vidas.

Entonces, ¿cómo podemos tener un corazón de María en un mundo de Marta? Aparte de las sugerencias dadas anteriormente, mi sugerencia número uno sería… EQUILIBRIO. Encontrar el equilibrio entre ambos no siempre es fácil, pero sí necesario.

Consejos prácticos:

  • Disminuir la velocidad a propósito
  • Limite las actividades de los niños y las suyas.
  • Lleva a Jesús al frente.
  • Detente y escucha (escucha de verdad) a Jesús en tu vida.
  • Trabaja para encontrar el equilibrio.

Cynthia Craft es líder catequética parroquial en la parroquia St. Pius X, Forked River.


Related Stories

¿Alguna vez has intentado hacerlo todo? Ciertamente lo he hecho siempre. Está en mi naturaleza y en quién soy como persona. Me encantan los horarios, las listas y la organización. Me encantan las líneas que hace una aspiradora en la alfombra de mi sala. Ser esposa de un diácono, madre de tres hijos y abuela de 10, además de trabajar a tiempo completo como líder catequética parroquial, requiere más resistencia, más creatividad y más sabiduría de la que jamás había soñado. Estoy segura de que muchos de ustedes pueden estar sintiendo lo mismo.

 La pregunta que escucho con mayor frecuencia de colegas, feligreses y padres de mis alumnos es: "¿Cómo vivimos en un mundo de Marta y, al mismo tiempo, dedicamos tiempo a adorar a nuestro Señor Jesús como María?" Queremos adorar como María, pero la Marta dentro de nosotros sigue manejándonos. ¿Cómo equilibramos lo que algunos suelen llamar el síndrome de la “hermana retorcida”?

A medida que mi familia creció, hice todas las cosas que haría una madre católica. Enseñé educación religiosa, dirigí el programa de ministerio juvenil en mi parroquia y me aseguré de que mis hijos fueran a la Iglesia y recibieran sus Sacramentos. Estaba extremadamente ocupada.. Todas cosas buenas, muchas para el Señor. Yo diría que gravité más hacia Martha; sin embargo, también siempre me esforcé por tener algunos “momentos marianos”.

Probablemente todo el mundo haya oído hablar de WWJD (What Would Jesus do? que se traduce como  ¿Qué haría Jesús?). ¿Pero has oído hablar de WWSMD? (¿Qué haría la inteligente Martha?) Como esposa, madre y abuela, necesitaba ser una “Marta inteligente”. El trabajo de una esposa es un trabajo serio, el trabajo de la madre es un trabajo serio y el trabajo de la abuela es un trabajo serio. Importante, sí, pero todos necesitan a María también! Todas esas personas en nuestras vidas a quienes servimos en el día a día son Jesús. Esposos, hijos, nietos, incluso personas con las que nos encontramos a diario. A veces necesitamos detenernos y escucharlos, prestarles realmente atención, para que podamos crecer espiritual, emocional y socialmente. Podemos limitar el número de actividades y deportes a los que se suman nuestros hijos. No es necesario que participemos en todos los ministerios de la parroquia, tal vez elijamos uno o dos. No siempre tenemos que estar en movimiento, vamos, vamos. Disminuye la velocidad a propósito y respira una o dos veces. No hay sustituto para el “tiempo de María” que pasamos con nuestras familias, cónyuges, padres y Jesús en nuestras vidas.

La verdad es que nunca lograrás hacer todo. Confía en mí. Y si pones a Jesús en último lugar, tampoco llegarás nunca a él. Por difícil que parezca a veces, esfuérzate por poner siempre a Jesús en primer lugar. Jesús estaba invitando a Marta a tener una relación con él. Básicamente estaba diciendo: "Tranquila a Martha, o relájate, ven a sentarte conmigo, los platos estarán allí cuando hayamos terminado".

Marta era una gran hacedora, pero estaba demasiado ocupada para prestarle atención a Jesús. María fue una gran oyente, una verdadera discípula, pero escuchar sin hacer es sólo la mitad del camino, como hacer sin escuchar es sólo la mitad del camino. Siempre debemos buscar a Cristo primero, como lo hizo María. Pasa tiempo con Jesús y luego haz las cosas. Marta y María, ambas nos mostraron que el trabajo y la adoración son necesarios, que cada uno tiene un lugar en nuestras vidas.

Entonces, ¿cómo podemos tener un corazón de María en un mundo de Marta? Aparte de las sugerencias dadas anteriormente, mi sugerencia número uno sería… EQUILIBRIO. Encontrar el equilibrio entre ambos no siempre es fácil, pero sí necesario.

Consejos prácticos:

  • Disminuir la velocidad a propósito
  • Limite las actividades de los niños y las suyas.
  • Lleva a Jesús al frente.
  • Detente y escucha (escucha de verdad) a Jesús en tu vida.
  • Trabaja para encontrar el equilibrio.

Cynthia Craft es líder catequética parroquial en la parroquia St. Pius X, Forked River.

Have a news tip? Email [email protected] or Call/Text 360-922-3092

e-Edition


e-edition

Sign up


for our email newsletters

Weekly Top Stories

Sign up to get our top stories delivered to your inbox every Sunday

Daily Updates & Breaking News Alerts

Sign up to get our daily updates and breaking news alerts delivered to your inbox daily

Latest Stories


Pope: Humility is the 'gateway to all virtues’
Though not found on the classical list of cardinal or theological virtues, ...

Pope: Palliative care is 'concrete sign' of solidarity with those who are suffering
Palliative care seeks "to alleviate the ...

St. John Vianney softball rallies to win SCT title game
The process has been completed.

The Solemnity of the Most Holy Trinity
This Sunday, the Church throughout the world celebrates the ...

Knights' success built on founder's desire for charity
In many ways, Father Michael J. McGivney was just ...


The Evangelist, 40 North Main Ave., Albany, NY, 12203-1422 | PHONE: 518-453-6688| FAX: 518-453-8448
© 2024 Trenton Monitor, All Rights Reserved.