La Arquidiócesis de Baltimore atiende a la tripulación del barco implicado en el derrumbe de un puente

March 26, 2024 at 2:50 p.m.
A U.S. Coast Guard helicopter hovers near the Francis Scott Key Bridge in Baltimore after the Dali cargo vessel crashed into it March 26, 2024, causing it to collapse. Andy Middleton, the director of the Archdiocese of Baltimore's Apostleship of the Sea, said he had been in touch with a member of the crew just hours after the collision and that all aboard were safe and uninjured.  (OSV News photo/Baltimore City Fire Department Rescue Company handout via Reuters) NO ARCHIVES. MUST DISCARD 30 DAYS AFTER DOWNLOAD.
A U.S. Coast Guard helicopter hovers near the Francis Scott Key Bridge in Baltimore after the Dali cargo vessel crashed into it March 26, 2024, causing it to collapse. Andy Middleton, the director of the Archdiocese of Baltimore's Apostleship of the Sea, said he had been in touch with a member of the crew just hours after the collision and that all aboard were safe and uninjured. (OSV News photo/Baltimore City Fire Department Rescue Company handout via Reuters) NO ARCHIVES. MUST DISCARD 30 DAYS AFTER DOWNLOAD. (None)

Por Gerry Jackson, OSV News

BALTIMORE OSV News – El Apostolado del Mar de la Arquidiócesis de Baltimore es normalmente una "cara amable" para los marineros internacionales que visitan el puerto.

Ese papel está ampliándose, según su director, Andy Middleton, después de que un portacontenedores se viera implicado en el catastrófico derrumbe de una de las principales vías de Baltimore.

El puente Francis Scott Key se derrumbó sobre la 1:30 de la madrugada del 26 de marzo después de que un portacontenedores de 900 pies colisionara con uno de sus principales pilotes de apoyo. Según funcionarios estatales y de la Guardia Costera de EE.UU., se estaba llevando a cabo una misión de búsqueda y rescate de un número indeterminado de sobrevivientes.

Middleton dijo que el Apostolado del Mar, con sede en la parroquia de Santa Rita de Dundalk, había atendido a miembros de la tripulación los días 24 y 25 de marzo, entregando cajas de Pascua al grupo a bordo del Dali, que estaba atracado en la terminal de Seagirt Marine.

Middleton dijo que se había puesto en contacto con un miembro de la tripulación pocas horas después de la colisión y que todos estaban a salvo. La organización, creada por la arquidiócesis en 2003 para atender a las tripulaciones visitantes, tiene previsto ayudar a los marineros una vez que se retiren los restos del puente del barco y éste se asiente en un atracadero.

Por su parte, el arzobispo de Baltimore, William E. Lori, manifestó su tristeza y pidió oraciones por todos los afectados.

"Me entristece, como a ustedes, enterarme del trágico incidente ocurrido durante la noche que provocó el derrumbe del puente Francis Scott Key sobre el puerto de Baltimore", dijo el arzobispo Lori. "Recen conmigo por todos los implicados, especialmente por las víctimas que viajaban sobre el puente en el momento del impacto, por los equipos de construcción en el lugar y por todos los socorristas que actuaron con urgencia para rescatar a los supervivientes. Unámonos en oración pidiendo al Señor que nos conceda consuelo y fortaleza mientras afrontamos esta terrible tragedia."

El arzobispo Lori tenía previsto celebrar una Misa a las 5:30 p.m., en la Catedral Mary Our Queen para rezar por las personas afectadas por el derrumbe del puente. La Misa especial fue transmitida en directo: https://www.youtube.com/@cathedralofmary/streams.

Según las autoridades estatales, dos personas fueron rescatadas del agua tras el derrumbe total de la estructura. Una de ellas fue trasladada a un hospital y la otra se negó a recibir tratamiento. A media tarde, según AP, seis personas seguían desaparecidas, y se cree que todas estaban trabajando en el puente en el momento del derrumbe reparando baches, dijeron las autoridades.

El puente, que lleva el nombre del autor del himno nacional, "The Star Spangled Banner", forma parte de la I-695 Baltimore Beltway, que cruza el río Patapsco conectando partes de la ciudad y el condado de Baltimore. Da servicio a miles de camioneros y automovilistas cada día y es el punto de entrada del tráfico marítimo del puerto de Baltimore. Es uno de los puertos más activos de la costa este y podría verse interrumpido durante meses.

El alcalde de Baltimore, Brandon Scott, pidió oraciones por las víctimas y los socorristas. "Esto es ante todo una tragedia impensable", dijo Scott. "Tenemos que rezar por todos los implicados y especialmente por nuestros primeros intervinientes".

El ejecutivo del condado de Baltimore, Johnny Olszewski, un católico que creció en el barrio adyacente al puente, dijo: "Tenemos un largo camino por delante. Ahora mismo, estamos centrados en la búsqueda y el rescate".

El gobernador de Maryland, Wes Moore, declaró el estado de emergencia. Según AP, Moore declaró que el carguero "informó de que había perdido potencia justo antes de estrellarse y provocar el derrumbamiento del puente" y que una llamada de socorro desde el barco permitió a las autoridades limitar el tráfico en el puente antes del accidente.

El Apostolado del Mar estaba dispuesto a ayudar en lo que fuera necesario, especialmente para cumplir su misión de servir a marineros.

Middleton explicó que el buque, con bandera de Singapur y tripulación en su mayoría de India, se dirigía a Sri Lanka en un viaje de 28 días. Dijo que la ruta era más larga porque el barco evitaba los disturbios en Oriente Medio. Su grupo ayudó a varios miembros de la tripulación a comprar provisiones, y también les proporcionó un lugar donde relajarse.

Middleton, de 50 años, ha sido director del Apostolado del Mar desde 2019, cuando se jubiló su director fundador, el difunto monseñor John Louis FitzGerald. El feligrés de Holy Rosary en el barrio Fells Point de Baltimore comenzó con el grupo como voluntario en 2009.

Los voluntarios del centro, muchos de los cuales son Caballeros de Colón, visitan los barcos mercantes en el puerto de Baltimore de lunes a sábado, dejando rosarios, escapularios y estampas, junto con revistas y libros profanos.

"Intentamos proporcionar cualquier servicio que la tripulación pueda necesitar mientras están en el puerto", dijo Middleton a Catholic Review, el medio de noticias de la Arquidiócesis de Baltimore. "Les llevamos a Misa, les llevamos de compras, les proporcionamos un lugar donde relajarse. Somos esa cara amable que ven cuando vienen al puerto de Baltimore. Hacemos de todo, desde ofrecer servicios religiosos católicos hasta transportarles de compras".

Middleton dijo que se puso en contacto con su contacto en el barco poco después de la colisión, quien les aseguró que toda la tripulación estaba a salvo y que no necesitaban nada por el momento.

"Estaban bastante bien aprovisionados porque estaban preparados para un viaje largo", dijo. "Cuando consigan volver a atracar, estaremos listos para ayudarles en todo lo que podamos".

También dijo que tenían previsto atender a las tripulaciones de los siete barcos que se encuentran actualmente en el puerto y que podrían permanecer allí abandonados durante bastante tiempo.

Otras reacciones a la tragedia del puente incluyeron una declaración del obispo David A. Zubik de Pittsburgh, el quinto puerto interior más activo del país. Instó a los fieles y a todas las personas de buena voluntad a "unirse en oración por todos los implicados y afectados por este trágico suceso".

"Recurrimos a nuestra fe en busca de consuelo y fortaleza mientras vemos cómo se desarrollan los intensos esfuerzos de rescate en Baltimore", dijo. "En tiempos de crisis, nuestra fe nos recuerda el poder de la oración y la importancia de unirnos como comunidad para apoyarnos unos a otros. Rezamos por los primeros intervinientes y por el personal de emergencia que trabaja en el lugar de los hechos. Que el amor y la misericordia de Dios nos rodeen a todos".


Gerry Jackson forma parte de la plantilla de Catholic Review, el medio de comunicación de la archidiócesis de Baltimore.



Related Stories

BALTIMORE OSV News – El Apostolado del Mar de la Arquidiócesis de Baltimore es normalmente una "cara amable" para los marineros internacionales que visitan el puerto.

Ese papel está ampliándose, según su director, Andy Middleton, después de que un portacontenedores se viera implicado en el catastrófico derrumbe de una de las principales vías de Baltimore.

El puente Francis Scott Key se derrumbó sobre la 1:30 de la madrugada del 26 de marzo después de que un portacontenedores de 900 pies colisionara con uno de sus principales pilotes de apoyo. Según funcionarios estatales y de la Guardia Costera de EE.UU., se estaba llevando a cabo una misión de búsqueda y rescate de un número indeterminado de sobrevivientes.

Middleton dijo que el Apostolado del Mar, con sede en la parroquia de Santa Rita de Dundalk, había atendido a miembros de la tripulación los días 24 y 25 de marzo, entregando cajas de Pascua al grupo a bordo del Dali, que estaba atracado en la terminal de Seagirt Marine.

Middleton dijo que se había puesto en contacto con un miembro de la tripulación pocas horas después de la colisión y que todos estaban a salvo. La organización, creada por la arquidiócesis en 2003 para atender a las tripulaciones visitantes, tiene previsto ayudar a los marineros una vez que se retiren los restos del puente del barco y éste se asiente en un atracadero.

Por su parte, el arzobispo de Baltimore, William E. Lori, manifestó su tristeza y pidió oraciones por todos los afectados.

"Me entristece, como a ustedes, enterarme del trágico incidente ocurrido durante la noche que provocó el derrumbe del puente Francis Scott Key sobre el puerto de Baltimore", dijo el arzobispo Lori. "Recen conmigo por todos los implicados, especialmente por las víctimas que viajaban sobre el puente en el momento del impacto, por los equipos de construcción en el lugar y por todos los socorristas que actuaron con urgencia para rescatar a los supervivientes. Unámonos en oración pidiendo al Señor que nos conceda consuelo y fortaleza mientras afrontamos esta terrible tragedia."

El arzobispo Lori tenía previsto celebrar una Misa a las 5:30 p.m., en la Catedral Mary Our Queen para rezar por las personas afectadas por el derrumbe del puente. La Misa especial fue transmitida en directo: https://www.youtube.com/@cathedralofmary/streams.

Según las autoridades estatales, dos personas fueron rescatadas del agua tras el derrumbe total de la estructura. Una de ellas fue trasladada a un hospital y la otra se negó a recibir tratamiento. A media tarde, según AP, seis personas seguían desaparecidas, y se cree que todas estaban trabajando en el puente en el momento del derrumbe reparando baches, dijeron las autoridades.

El puente, que lleva el nombre del autor del himno nacional, "The Star Spangled Banner", forma parte de la I-695 Baltimore Beltway, que cruza el río Patapsco conectando partes de la ciudad y el condado de Baltimore. Da servicio a miles de camioneros y automovilistas cada día y es el punto de entrada del tráfico marítimo del puerto de Baltimore. Es uno de los puertos más activos de la costa este y podría verse interrumpido durante meses.

El alcalde de Baltimore, Brandon Scott, pidió oraciones por las víctimas y los socorristas. "Esto es ante todo una tragedia impensable", dijo Scott. "Tenemos que rezar por todos los implicados y especialmente por nuestros primeros intervinientes".

El ejecutivo del condado de Baltimore, Johnny Olszewski, un católico que creció en el barrio adyacente al puente, dijo: "Tenemos un largo camino por delante. Ahora mismo, estamos centrados en la búsqueda y el rescate".

El gobernador de Maryland, Wes Moore, declaró el estado de emergencia. Según AP, Moore declaró que el carguero "informó de que había perdido potencia justo antes de estrellarse y provocar el derrumbamiento del puente" y que una llamada de socorro desde el barco permitió a las autoridades limitar el tráfico en el puente antes del accidente.

El Apostolado del Mar estaba dispuesto a ayudar en lo que fuera necesario, especialmente para cumplir su misión de servir a marineros.

Middleton explicó que el buque, con bandera de Singapur y tripulación en su mayoría de India, se dirigía a Sri Lanka en un viaje de 28 días. Dijo que la ruta era más larga porque el barco evitaba los disturbios en Oriente Medio. Su grupo ayudó a varios miembros de la tripulación a comprar provisiones, y también les proporcionó un lugar donde relajarse.

Middleton, de 50 años, ha sido director del Apostolado del Mar desde 2019, cuando se jubiló su director fundador, el difunto monseñor John Louis FitzGerald. El feligrés de Holy Rosary en el barrio Fells Point de Baltimore comenzó con el grupo como voluntario en 2009.

Los voluntarios del centro, muchos de los cuales son Caballeros de Colón, visitan los barcos mercantes en el puerto de Baltimore de lunes a sábado, dejando rosarios, escapularios y estampas, junto con revistas y libros profanos.

"Intentamos proporcionar cualquier servicio que la tripulación pueda necesitar mientras están en el puerto", dijo Middleton a Catholic Review, el medio de noticias de la Arquidiócesis de Baltimore. "Les llevamos a Misa, les llevamos de compras, les proporcionamos un lugar donde relajarse. Somos esa cara amable que ven cuando vienen al puerto de Baltimore. Hacemos de todo, desde ofrecer servicios religiosos católicos hasta transportarles de compras".

Middleton dijo que se puso en contacto con su contacto en el barco poco después de la colisión, quien les aseguró que toda la tripulación estaba a salvo y que no necesitaban nada por el momento.

"Estaban bastante bien aprovisionados porque estaban preparados para un viaje largo", dijo. "Cuando consigan volver a atracar, estaremos listos para ayudarles en todo lo que podamos".

También dijo que tenían previsto atender a las tripulaciones de los siete barcos que se encuentran actualmente en el puerto y que podrían permanecer allí abandonados durante bastante tiempo.

Otras reacciones a la tragedia del puente incluyeron una declaración del obispo David A. Zubik de Pittsburgh, el quinto puerto interior más activo del país. Instó a los fieles y a todas las personas de buena voluntad a "unirse en oración por todos los implicados y afectados por este trágico suceso".

"Recurrimos a nuestra fe en busca de consuelo y fortaleza mientras vemos cómo se desarrollan los intensos esfuerzos de rescate en Baltimore", dijo. "En tiempos de crisis, nuestra fe nos recuerda el poder de la oración y la importancia de unirnos como comunidad para apoyarnos unos a otros. Rezamos por los primeros intervinientes y por el personal de emergencia que trabaja en el lugar de los hechos. Que el amor y la misericordia de Dios nos rodeen a todos".


Gerry Jackson forma parte de la plantilla de Catholic Review, el medio de comunicación de la archidiócesis de Baltimore.


Have a news tip? Email [email protected] or Call/Text 360-922-3092

e-Edition


e-edition

Sign up


for our email newsletters

Weekly Top Stories

Sign up to get our top stories delivered to your inbox every Sunday

Daily Updates & Breaking News Alerts

Sign up to get our daily updates and breaking news alerts delivered to your inbox daily

Latest Stories


En su tercer día, el Congreso Eucarístico invita a los católicos a encontrar sanación en la Eucaristía, compartirlo con los demás
"Dulce unción, amor purificador, sanador misericordioso, amor eterno".

Congress's Day 3 invites Catholics to find God's healing in the Eucharist, share it with others
Tony Meléndez sang to his guitar, telling the audience gathered at Lucas Oil Stadium July 19...

In the midst of Olympic craze in Paris, Notre Dame guide's advice is: Watch the beauty of the cathedral
Even if the spotlight is now on sports stadiums ahead...

Eucharistic Congress underway in Indianapolis
The Congress has seen participants engaging in various Eucharistic-centered activities...

National congress's second night of Eucharistic revival: 'Only love can make a saint'
On the second night of the National Eucharistic Congress in Indianapolis July 18, close to 50,000 Catholics....


The Evangelist, 40 North Main Ave., Albany, NY, 12203-1422 | PHONE: 518-453-6688| FAX: 518-453-8448
© 2024 Trenton Monitor, All Rights Reserved.