Las palabras de acogida del Papa Francisco tocan el corazón de los peregrinos en Lisboa

August 4, 2023 at 9:03 p.m.
Peregrinos vitorean al Papa Francisco durante la ceremonia de acogida en la Jornada Mundial de la Juventud en el Parque Eduardo VII en Lisboa, Portugal, 3 de agosto de 2023. (Foto OSV News/Bob Roller)
Peregrinos vitorean al Papa Francisco durante la ceremonia de acogida en la Jornada Mundial de la Juventud en el Parque Eduardo VII en Lisboa, Portugal, 3 de agosto de 2023. (Foto OSV News/Bob Roller) (Bob Roller)


LISBOA, Portugal OSV News – Ríos de jóvenes fluyeron por las calles de Lisboa en su camino al Parque Eduardo VII el 3 de agosto para la ceremonia de bienvenida de la Jornada Mundial de la Juventud con el Papa Francisco.

Para Ines Niragira, de 34 años, asistir a la Jornada Mundial de la Juventud en Lisboa cumplió un sueño.

Originaria de Burundi, pero que ahora vive y trabaja en Sudáfrica, Niragira dijo que siempre había querido asistir a la Jornada Mundial de la Juventud y que le encantó oír las palabras de apertura del Papa Francisco al lado de medio millón de peregrinos.

Sentado en su Papamóvil, el Papa Francisco saludó a una multitud de jóvenes que vitoreaban, muchos ondeaban banderas, pancartas y rosarios, o se tomaban fotos mientras el pontífice se dirigía al estrado para dar su discurso, en el cual el Papa recordó a los peregrinos: Dios los "lamó por sus nombres".

"Amigo, amiga, si Dios te llama por tu nombre significa que para Dios ninguno de nosotros es un número, sino un rostro", dijo el Papa Francisco.

Al asistir por primera vez a la Jornada Mundial de la Juventud, Niragira sintió que el Papa le estaba hablando directamente a ella y que ya no era un número en una sociedad definida por algoritmos e interminables redes sociales.

"En esta era digital, tenemos la sensación que conocemos a todos con solo una búsqueda. En nuestras redes sociales creamos un 'personaje' para nosotros mismos que está dirigido por algoritmos", dijo. "Pero, como dijo el Papa Francisco, Dios nos conoce a todos y cada uno de nosotros como individuos. Deberíamos conocernos no por la forma en que buscamos en línea, sino por la forma en que Dios nos conoce a cada uno de nosotros".

Aunque Divya Mathew, de 24 años, aún no había visto al Papa Francisco en persona en Lisboa, sintió una profunda sensación de "suavidad y ternura" del Papa en el evento de bienvenida, incluso desde la pantalla.

Mathew, una peregrina de Kuala Lumpur, Malasia, dijo que ver los "esfuerzos del Papa Francisco para saludar a los peregrinos" realmente le conmovió porque tiene una edad, 86 años, en la que fácilmente podría quedarse en casa en el Vaticano.

En Malasia, el país del sudeste asiático que es de mayoría musulmana, los católicos representan menos del 4% de la población del país. Mathew dijo que los católicos en Malasia, especialmente los católicos más jóvenes, no suelen practicar libremente su fe

"Pero aquí en Lisboa, poder celebrar nuestra fe católica en Portugal, ver cuán viva está la Iglesia católica, nos recuerda que no estamos solos, sin importar cuán pequeña sea nuestra comunidad en Malasia", dijo.

El padre Iván Montelongo, sacerdote de la Diócesis de El Paso, Texas, quien recientemente fue nombrado delegado sinodal de EE.UU. para el próximo Sínodo de Obispos que tendrá lugar en octubre en el Vaticano, se encuentra en Lisboa al frente de una delegación de jóvenes católicos de ambos lados de la frontera entre Texas y México.

Portando una pequeña guitarra, el padre Montelongo, junto con sus compañeros peregrinos, vitorearon cuando se encontraron con otras banderas de México y Estados Unidos.

El padre Montelongo dijo que tenía un profundo sentido de orgullo y fe, especialmente entre un grupo de peregrinos de Estados Unidos y México.

"Representamos a una Iglesia encarnada en la realidad", dijo. "Una Iglesia que camina por ambos lados, que no está dividida por las fronteras, sino una Iglesia que está en comunión. Estamos encarnando esa unidad de la Iglesia".

Las iglesias locales en la frontera Texas-México conocen bien la realidad de la inmigración, ya que los problemas continúan afectando las fronteras.

En su discurso, el Papa Francisco repitió la frase "todos", y dijo que los católicos, especialmente los jóvenes, tienen la responsabilidad de garantizar una iglesia que sea acogedora para todos.

"En la Iglesia hay lugar para todos": los jóvenes y los viejos, los sanos y los enfermos, los justos y los pecadores, dijo el Papa Francisco. "¡Todos, todos, todos!"

Mirando a su alrededor mientras su grupo de peregrinos saludaba a otro grupo que pasaba, el padre Montelongo sonrió y notó que los jóvenes eran una representación tangible de lo que significa dar la bienvenida al "otro".

"La Iglesia está abierta a todos, y de eso se trata el sínodo, ¿verdad? Es una Iglesia para todos, y esto es lo que estamos celebrando hoy en la Jornada Mundial de la Juventud: que la Iglesia esté abierta a todos, de todos los países, de todas las etapas de la vida", dijo.

La Jornada Mundial de la Juventud continúa en Lisboa, con varios eventos más programados, incluido un Vía Crucis el 4 de agosto y la vigilia al aire libre durante la noche del 5 de agosto en el Campo da Gracia de la ciudad en el Parque Tejo, donde tendrá lugar la Misa de clausura del domingo 6 de agosto.

James Ramos es fotoperiodista del Texas Catholic Herald, periódico de la Arquidiócesis de Galveston-Houston.


Related Stories

LISBOA, Portugal OSV News – Ríos de jóvenes fluyeron por las calles de Lisboa en su camino al Parque Eduardo VII el 3 de agosto para la ceremonia de bienvenida de la Jornada Mundial de la Juventud con el Papa Francisco.

Para Ines Niragira, de 34 años, asistir a la Jornada Mundial de la Juventud en Lisboa cumplió un sueño.

Originaria de Burundi, pero que ahora vive y trabaja en Sudáfrica, Niragira dijo que siempre había querido asistir a la Jornada Mundial de la Juventud y que le encantó oír las palabras de apertura del Papa Francisco al lado de medio millón de peregrinos.

Sentado en su Papamóvil, el Papa Francisco saludó a una multitud de jóvenes que vitoreaban, muchos ondeaban banderas, pancartas y rosarios, o se tomaban fotos mientras el pontífice se dirigía al estrado para dar su discurso, en el cual el Papa recordó a los peregrinos: Dios los "lamó por sus nombres".

"Amigo, amiga, si Dios te llama por tu nombre significa que para Dios ninguno de nosotros es un número, sino un rostro", dijo el Papa Francisco.

Al asistir por primera vez a la Jornada Mundial de la Juventud, Niragira sintió que el Papa le estaba hablando directamente a ella y que ya no era un número en una sociedad definida por algoritmos e interminables redes sociales.

"En esta era digital, tenemos la sensación que conocemos a todos con solo una búsqueda. En nuestras redes sociales creamos un 'personaje' para nosotros mismos que está dirigido por algoritmos", dijo. "Pero, como dijo el Papa Francisco, Dios nos conoce a todos y cada uno de nosotros como individuos. Deberíamos conocernos no por la forma en que buscamos en línea, sino por la forma en que Dios nos conoce a cada uno de nosotros".

Aunque Divya Mathew, de 24 años, aún no había visto al Papa Francisco en persona en Lisboa, sintió una profunda sensación de "suavidad y ternura" del Papa en el evento de bienvenida, incluso desde la pantalla.

Mathew, una peregrina de Kuala Lumpur, Malasia, dijo que ver los "esfuerzos del Papa Francisco para saludar a los peregrinos" realmente le conmovió porque tiene una edad, 86 años, en la que fácilmente podría quedarse en casa en el Vaticano.

En Malasia, el país del sudeste asiático que es de mayoría musulmana, los católicos representan menos del 4% de la población del país. Mathew dijo que los católicos en Malasia, especialmente los católicos más jóvenes, no suelen practicar libremente su fe

"Pero aquí en Lisboa, poder celebrar nuestra fe católica en Portugal, ver cuán viva está la Iglesia católica, nos recuerda que no estamos solos, sin importar cuán pequeña sea nuestra comunidad en Malasia", dijo.

El padre Iván Montelongo, sacerdote de la Diócesis de El Paso, Texas, quien recientemente fue nombrado delegado sinodal de EE.UU. para el próximo Sínodo de Obispos que tendrá lugar en octubre en el Vaticano, se encuentra en Lisboa al frente de una delegación de jóvenes católicos de ambos lados de la frontera entre Texas y México.

Portando una pequeña guitarra, el padre Montelongo, junto con sus compañeros peregrinos, vitorearon cuando se encontraron con otras banderas de México y Estados Unidos.

El padre Montelongo dijo que tenía un profundo sentido de orgullo y fe, especialmente entre un grupo de peregrinos de Estados Unidos y México.

"Representamos a una Iglesia encarnada en la realidad", dijo. "Una Iglesia que camina por ambos lados, que no está dividida por las fronteras, sino una Iglesia que está en comunión. Estamos encarnando esa unidad de la Iglesia".

Las iglesias locales en la frontera Texas-México conocen bien la realidad de la inmigración, ya que los problemas continúan afectando las fronteras.

En su discurso, el Papa Francisco repitió la frase "todos", y dijo que los católicos, especialmente los jóvenes, tienen la responsabilidad de garantizar una iglesia que sea acogedora para todos.

"En la Iglesia hay lugar para todos": los jóvenes y los viejos, los sanos y los enfermos, los justos y los pecadores, dijo el Papa Francisco. "¡Todos, todos, todos!"

Mirando a su alrededor mientras su grupo de peregrinos saludaba a otro grupo que pasaba, el padre Montelongo sonrió y notó que los jóvenes eran una representación tangible de lo que significa dar la bienvenida al "otro".

"La Iglesia está abierta a todos, y de eso se trata el sínodo, ¿verdad? Es una Iglesia para todos, y esto es lo que estamos celebrando hoy en la Jornada Mundial de la Juventud: que la Iglesia esté abierta a todos, de todos los países, de todas las etapas de la vida", dijo.

La Jornada Mundial de la Juventud continúa en Lisboa, con varios eventos más programados, incluido un Vía Crucis el 4 de agosto y la vigilia al aire libre durante la noche del 5 de agosto en el Campo da Gracia de la ciudad en el Parque Tejo, donde tendrá lugar la Misa de clausura del domingo 6 de agosto.

James Ramos es fotoperiodista del Texas Catholic Herald, periódico de la Arquidiócesis de Galveston-Houston.

Have a news tip? Email [email protected] or Call/Text 360-922-3092

e-Edition


e-edition

Sign up


for our email newsletters

Weekly Top Stories

Sign up to get our top stories delivered to your inbox every Sunday

Daily Updates & Breaking News Alerts

Sign up to get our daily updates and breaking news alerts delivered to your inbox daily

Latest Stories


Catholic Home Missions annual appeal April 27-28
The United States Conference of Catholic Bishops’ annual Catholic Home Missions collection ...

Murdered Polish missionary begins 'path to sainthood'
Poland's church is seeking the beatification of a young lay missionary...

'Don't be afraid to take leap' and consider a call to vocation, nuns tell students
A pair of Sister Servants of the Lord ...

The Holy Father Approves the Red Bank Oratory at St. Anthony Parish
The Oratory of St. Philip Neri is a community ...

Last survivor of USS Arizona, dead at 102, is recalled for commitment to country, strong faith
By any measure, Louis Anthony "Lou" Conter, a Catholic hero...


The Evangelist, 40 North Main Ave., Albany, NY, 12203-1422 | PHONE: 518-453-6688| FAX: 518-453-8448
© 2024 Trenton Monitor, All Rights Reserved.