El Domingo de la Divina Misericordia une a todos en el gran amor de Dios

April 14, 2023 at 9:51 p.m.
El Domingo de la Divina Misericordia une a todos en el gran amor de Dios
El Domingo de la Divina Misericordia une a todos en el gran amor de Dios

Por Obispo David M. O'Connell, C.M.

El acto más grande de amor y misericordia que el mundo haya conocido fue la crucifixión del Señor Jesucristo celebrada por la Iglesia en todo el mundo hace menos de una semana, el Viernes Santo. La consecuencia de ese mayor amor y misericordia fue la resurrección del Señor Jesucristo el domingo de Pascua. La prueba de ese mayor amor y misericordia fue la tumba vacía que las mujeres encontraron cuando llegaron esa mañana de Pascua para ungir su cuerpo.

 Esa prueba continúa desenvolver en el Evangelio de hoy de San Juan cuando el Señor Jesús resucitado se aparece a sus apóstoles deseándoles paz, dándoles el poder de mostrar misericordia y perdonar pecados.

 Hoy es el segundo domingo de Pascua, conocido en toda la Iglesia Católica como Domingo de la Divina Misericordia, establecido formalmente por el Papa San Juan Pablo II en el año 2000. En su primera celebración de la Misa dominical de la Divina Misericordia en Roma en 2001, el Papa San Juan Pablo II compartió las palabras de Jesús proclamadas a Sor Faustina: 

 "'La humanidad nunca encontrará la paz hasta que se vuelva con confianza a la Divina Misericordia'. ¡Divina Misericordia! Este es el don pascual que la Iglesia recibe de Cristo resucitado y ofrece a la humanidad... (Papa San Juan Pablo II, "Homilía para el Domingo de la Divina Misericordia", 22 de abril del 2001).

 ¡La pasión, muerte y resurrección del Señor Jesús, aunque momentos individuales de su vida humana, constituyen un don pascual de la misericordia amorosa de Dios!  "Tanto amó Dios al mundo", nos dice el Evangelio de Juan, "que ha dado a su Hijo unigénito" (Juan 3:16). Y su Hijo Unigénito amó tanto al mundo que dio su vida "para que los que creen en él no se pierdan, sino que tengan vida eterna" (ídem).   Y los cristianos continúan cumpliendo el mandato del Señor Jesús de "amarnos los unos a los otros como yo les he amado" (Juan 13:34).

Sin embargo, la idea del "Domingo de la Divina Misericordia" no comenzó con el Papa San Juan Pablo II. Su origen está arraigado en las visiones de la ahora canonizada monja y mística polaca, la hermana Faustina Kowalska (1905-1938), quien informó haber tenido apariciones y conversaciones regulares con el Señor Jesús, quien, en una ocasión, le dijo: "Esta fiesta surgió de las profundidades de mi misericordia, y se confirma en las vastas profundidades de mis tiernas misericordias. Toda alma que crea y confíe en mi misericordia la obtendrá" ("Diario de Sor Faustina Kowalska: Divina Misericordia en mi alma", pág. 420). 

 Santa Faustina escribió en su Diario: "Sí, el primer domingo después de Pascua es la Fiesta de la Misericordia, pero también debe haber obras de misericordia, que surgen del amor a mí" (Diario, 742).

 En este Domingo de la Divina Misericordia, encuentro un gran aliento en el "Diario" de Santa Faustina:

 "Cuando veo que la carga está más allá de mis fuerzas, no la considero, ni la analizo, ni la indago, sino que corro como un niño al Corazón de Jesús y le digo una sola palabra: 'Tú puedes hacer todas las cosas'. Y luego guardo silencio, porque sé que Jesús mismo intervendrá en el asunto, y en cuanto a mí, en lugar de atormentarme, uso ese tiempo para amarlo" (1033, página 392).

 Y después otra vez, ella cita al Señor Jesús que le reveló:

"'Yo soy el amor y la misericordia misma. No hay miseria que pueda ser rival para Mi misericordia, ni la miseria la agotará, porque a medida que se le concede, aumenta.  El alma que confía en Mi misericordia es muy afortunada, porque Yo mismo cuido de ella" (1273, página 459).

 Nos unimos este domingo, con los católicos de todo el mundo, para celebrar la misericordia de Dios, "viva y visible en Jesús de Nazaret, alcanzando su culminación en Él ... (quien) con sus palabras, sus acciones y toda su persona revela la misericordia de Dios" (Papa Francisco, "Bula de Indicción para el Año de la Misericordia Misericordiae Vultus", 11 de abril de 2015, pág. 1). 

 Y es la Divina Misericordia la que une hoy a todos los católicos en todas las iglesias y parroquias del mundo. Oremos todos con Santa Faustina, el Papa San Juan Pablo II y unos a otros, "¡Jesús, confío en ti!"


Related Stories

El acto más grande de amor y misericordia que el mundo haya conocido fue la crucifixión del Señor Jesucristo celebrada por la Iglesia en todo el mundo hace menos de una semana, el Viernes Santo. La consecuencia de ese mayor amor y misericordia fue la resurrección del Señor Jesucristo el domingo de Pascua. La prueba de ese mayor amor y misericordia fue la tumba vacía que las mujeres encontraron cuando llegaron esa mañana de Pascua para ungir su cuerpo.

 Esa prueba continúa desenvolver en el Evangelio de hoy de San Juan cuando el Señor Jesús resucitado se aparece a sus apóstoles deseándoles paz, dándoles el poder de mostrar misericordia y perdonar pecados.

 Hoy es el segundo domingo de Pascua, conocido en toda la Iglesia Católica como Domingo de la Divina Misericordia, establecido formalmente por el Papa San Juan Pablo II en el año 2000. En su primera celebración de la Misa dominical de la Divina Misericordia en Roma en 2001, el Papa San Juan Pablo II compartió las palabras de Jesús proclamadas a Sor Faustina: 

 "'La humanidad nunca encontrará la paz hasta que se vuelva con confianza a la Divina Misericordia'. ¡Divina Misericordia! Este es el don pascual que la Iglesia recibe de Cristo resucitado y ofrece a la humanidad... (Papa San Juan Pablo II, "Homilía para el Domingo de la Divina Misericordia", 22 de abril del 2001).

 ¡La pasión, muerte y resurrección del Señor Jesús, aunque momentos individuales de su vida humana, constituyen un don pascual de la misericordia amorosa de Dios!  "Tanto amó Dios al mundo", nos dice el Evangelio de Juan, "que ha dado a su Hijo unigénito" (Juan 3:16). Y su Hijo Unigénito amó tanto al mundo que dio su vida "para que los que creen en él no se pierdan, sino que tengan vida eterna" (ídem).   Y los cristianos continúan cumpliendo el mandato del Señor Jesús de "amarnos los unos a los otros como yo les he amado" (Juan 13:34).

Sin embargo, la idea del "Domingo de la Divina Misericordia" no comenzó con el Papa San Juan Pablo II. Su origen está arraigado en las visiones de la ahora canonizada monja y mística polaca, la hermana Faustina Kowalska (1905-1938), quien informó haber tenido apariciones y conversaciones regulares con el Señor Jesús, quien, en una ocasión, le dijo: "Esta fiesta surgió de las profundidades de mi misericordia, y se confirma en las vastas profundidades de mis tiernas misericordias. Toda alma que crea y confíe en mi misericordia la obtendrá" ("Diario de Sor Faustina Kowalska: Divina Misericordia en mi alma", pág. 420). 

 Santa Faustina escribió en su Diario: "Sí, el primer domingo después de Pascua es la Fiesta de la Misericordia, pero también debe haber obras de misericordia, que surgen del amor a mí" (Diario, 742).

 En este Domingo de la Divina Misericordia, encuentro un gran aliento en el "Diario" de Santa Faustina:

 "Cuando veo que la carga está más allá de mis fuerzas, no la considero, ni la analizo, ni la indago, sino que corro como un niño al Corazón de Jesús y le digo una sola palabra: 'Tú puedes hacer todas las cosas'. Y luego guardo silencio, porque sé que Jesús mismo intervendrá en el asunto, y en cuanto a mí, en lugar de atormentarme, uso ese tiempo para amarlo" (1033, página 392).

 Y después otra vez, ella cita al Señor Jesús que le reveló:

"'Yo soy el amor y la misericordia misma. No hay miseria que pueda ser rival para Mi misericordia, ni la miseria la agotará, porque a medida que se le concede, aumenta.  El alma que confía en Mi misericordia es muy afortunada, porque Yo mismo cuido de ella" (1273, página 459).

 Nos unimos este domingo, con los católicos de todo el mundo, para celebrar la misericordia de Dios, "viva y visible en Jesús de Nazaret, alcanzando su culminación en Él ... (quien) con sus palabras, sus acciones y toda su persona revela la misericordia de Dios" (Papa Francisco, "Bula de Indicción para el Año de la Misericordia Misericordiae Vultus", 11 de abril de 2015, pág. 1). 

 Y es la Divina Misericordia la que une hoy a todos los católicos en todas las iglesias y parroquias del mundo. Oremos todos con Santa Faustina, el Papa San Juan Pablo II y unos a otros, "¡Jesús, confío en ti!"

Have a news tip? Email [email protected] or Call/Text 360-922-3092

e-Edition


e-edition

Sign up


for our email newsletters

Weekly Top Stories

Sign up to get our top stories delivered to your inbox every Sunday

Daily Updates & Breaking News Alerts

Sign up to get our daily updates and breaking news alerts delivered to your inbox daily

Latest Stories


El Vaticano anuncia las fechas de la asamblea sinodal y la formación de grupos de estudio
La segunda asamblea del Sínodo de los Obispos...

El predicador papal comparte reflexiones en las redes sociales durante la Cuaresma
El cardenal acostumbrado a predicar a los pontífices ...

Registration open for March 2 young adult retreat in Toms River
Young adults age 18-39 are invited to ...

‘YOU ARE MINE’
UPDATE: At Rite of Election, Bishop says ‘being Catholic makes a difference’
Emilio Robles credits his fiancée and her family ...

Vices are 'beasts' of the soul that need taming, Pope says at Angelus
Vices, such as vanity and greed, are like "wild beasts" of the soul ...


The Evangelist, 40 North Main Ave., Albany, NY, 12203-1422 | PHONE: 518-453-6688| FAX: 518-453-8448
© 2024 Trenton Monitor, All Rights Reserved.