Rey, pastor y juez

Reflexión del Obispo O'Connell para la Solemnidad de Cristo Rey
July 29, 2019 at 12:37 p.m.

Bishop David M. O'Connell, C.M.

Este domingo, la Iglesia Católica mundial celebra la Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo. La fiesta en sí no tiene tanto tiempo aunque la realidad que represente es eterna. El papa Pio XI creó esta celebración en el 1925 como una manera para combatir un mayor secularismo en Italia entonces y por las tensiones entre el gobierno de Roma y del Vaticano. El papa quiso recordar a los fieles que Jesucristo es el Señor y Rey de todos.

Para nosotros aquí en los Estados Unidos, la idea de un rey es algo extraño dado nuestro sistema nacional. De hecho, se fundó este país como rechazo al rey de Inglaterra. Pero, si pensamos en lo que debe ser un rey, especialmente en cuanto a Jesucristo, las escrituras de este domingo nos ayudan captar las cualidades correctas.

En la primera escritura del Libro de Ezequiel, el profeta retrata a Dios como un pastor quien ama, cuida y mantiene su rebaño. Su “autoridad” trata de estar presente a las ovejas, especialmente a las ovejas que se alejan del rebaño: les da de comer, encuentra un lugar para que descansen, busca a las ovejas perdidas, limpia y sana sus heridas, les pastorea con cuidado para protegerlas de sus enemigos. Ezequiel nos ofrece imágenes de confort sobre la autoridad de Dios. Ideas parecidas resuenan en las homilías y reflexiones del papa Francisco, nuestro pastor principal, hoy en día mientras nos anima a cuidar al rebaño de Dios. En el 2013 en Brasil durante la jornada Mundial Juvenil, él habló con los obispos allá sobre como pastorear bien:

Hace falta una Iglesia que no tenga miedo a entrar en su noche. Necesitamos una Iglesia capaz de encontrarse en su camino. Necesitamos una Iglesia capaz de entrar en su conversación. Necesitamos una Iglesia que sepa dialogar con aquellos discípulos que, huyendo de Jerusalén, vagan sin una meta, solos, con su propio desencanto, con la decepción de un cristianismo considerado ya estéril, infecundo, impotente para generar sentido”.

Luego en el Evangelio según San Mateo recibimos una imagen un poco diferente que la imagen de Ezequiel. A Jesús, el Hijo del Hombre, se ve como un pastor que viene en toda gloria para juzgar. Es un pasaje muy famoso, usado frecuentemente para recordarnos que nuestras acciones hacia el prójimo tienen consecuencias y que son la base del juicio que Jesús hará. “'Yo les aseguro que, cuando lo hicieron con el más insignificante de mis hermanos, conmigo lo hicieron'”. Su autoridad trata de un juicio final basado en nuestro comportamiento.

El Reino de Dios implica un rey. Para nosotros como católicos, ese Rey es el Señor Jesucristo. ¿Pensamos en él con la imagen que nos da el Evangelio, como juez sobre nuestras acciones? ¿O preferimos la imagen de un pastor tierno? La realidad es que no estamos tan familiarizados con ni reyes ni pastores. Lo que sí entendemos es ‘la autoridad’ --- y el rey y el pastor la tienen. La Solemnidad de Cristo Rey no trata de una opción entre ‘esta u otra cosa’… trata de ambas partes de nuestra fe. La autoridad de Cristo Rey es, al mismo tiempo, la misericordia tierna y cuidado de un pastor que cuida a su rebaño y el juicio que dirige la dirección de las ovejas. Jesucristo es ese tipo de pastor y ese tipo de rey. Y se puede conocer su autoridad a través de seguir su ejemplo bondadoso: responder a las necesidades de los demás con amor, caridad y misericordia.

[[In-content Ad]]

Related Stories

Este domingo, la Iglesia Católica mundial celebra la Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo. La fiesta en sí no tiene tanto tiempo aunque la realidad que represente es eterna. El papa Pio XI creó esta celebración en el 1925 como una manera para combatir un mayor secularismo en Italia entonces y por las tensiones entre el gobierno de Roma y del Vaticano. El papa quiso recordar a los fieles que Jesucristo es el Señor y Rey de todos.

Para nosotros aquí en los Estados Unidos, la idea de un rey es algo extraño dado nuestro sistema nacional. De hecho, se fundó este país como rechazo al rey de Inglaterra. Pero, si pensamos en lo que debe ser un rey, especialmente en cuanto a Jesucristo, las escrituras de este domingo nos ayudan captar las cualidades correctas.

En la primera escritura del Libro de Ezequiel, el profeta retrata a Dios como un pastor quien ama, cuida y mantiene su rebaño. Su “autoridad” trata de estar presente a las ovejas, especialmente a las ovejas que se alejan del rebaño: les da de comer, encuentra un lugar para que descansen, busca a las ovejas perdidas, limpia y sana sus heridas, les pastorea con cuidado para protegerlas de sus enemigos. Ezequiel nos ofrece imágenes de confort sobre la autoridad de Dios. Ideas parecidas resuenan en las homilías y reflexiones del papa Francisco, nuestro pastor principal, hoy en día mientras nos anima a cuidar al rebaño de Dios. En el 2013 en Brasil durante la jornada Mundial Juvenil, él habló con los obispos allá sobre como pastorear bien:

Hace falta una Iglesia que no tenga miedo a entrar en su noche. Necesitamos una Iglesia capaz de encontrarse en su camino. Necesitamos una Iglesia capaz de entrar en su conversación. Necesitamos una Iglesia que sepa dialogar con aquellos discípulos que, huyendo de Jerusalén, vagan sin una meta, solos, con su propio desencanto, con la decepción de un cristianismo considerado ya estéril, infecundo, impotente para generar sentido”.

Luego en el Evangelio según San Mateo recibimos una imagen un poco diferente que la imagen de Ezequiel. A Jesús, el Hijo del Hombre, se ve como un pastor que viene en toda gloria para juzgar. Es un pasaje muy famoso, usado frecuentemente para recordarnos que nuestras acciones hacia el prójimo tienen consecuencias y que son la base del juicio que Jesús hará. “'Yo les aseguro que, cuando lo hicieron con el más insignificante de mis hermanos, conmigo lo hicieron'”. Su autoridad trata de un juicio final basado en nuestro comportamiento.

El Reino de Dios implica un rey. Para nosotros como católicos, ese Rey es el Señor Jesucristo. ¿Pensamos en él con la imagen que nos da el Evangelio, como juez sobre nuestras acciones? ¿O preferimos la imagen de un pastor tierno? La realidad es que no estamos tan familiarizados con ni reyes ni pastores. Lo que sí entendemos es ‘la autoridad’ --- y el rey y el pastor la tienen. La Solemnidad de Cristo Rey no trata de una opción entre ‘esta u otra cosa’… trata de ambas partes de nuestra fe. La autoridad de Cristo Rey es, al mismo tiempo, la misericordia tierna y cuidado de un pastor que cuida a su rebaño y el juicio que dirige la dirección de las ovejas. Jesucristo es ese tipo de pastor y ese tipo de rey. Y se puede conocer su autoridad a través de seguir su ejemplo bondadoso: responder a las necesidades de los demás con amor, caridad y misericordia.

[[In-content Ad]]
Have a news tip? Email [email protected] or Call/Text 360-922-3092

e-Edition


e-edition

Sign up


for our email newsletters

Weekly Top Stories

Sign up to get our top stories delivered to your inbox every Sunday

Daily Updates & Breaking News Alerts

Sign up to get our daily updates and breaking news alerts delivered to your inbox daily

Latest Stories


Pope swaps jokes with comedy stars at Vatican
As they waited for Pope Francis to arrive at the Clementine Hall ...

Priest who was early victim of Poland's communist regime to be beatified June 15
Father Michal Rapacz, an early victim of Poland's communist regime...

Bishops OK Indigenous ministry pastoral plan; healing, mission, reconciliation among its aims
The U.S. Catholic bishops have approved a new pastoral plan...

World needs urgent political action to guide AI, Pope tells G7
Political leaders have a responsibility to create the conditions necessary...

Father Koch: A Simple Seed Stands as a Powerful Symbol of Transformation
After his confrontation with the scribes from Jerusalem...


The Evangelist, 40 North Main Ave., Albany, NY, 12203-1422 | PHONE: 518-453-6688| FAX: 518-453-8448
© 2024 Trenton Monitor, All Rights Reserved.