Sign up for email alerts from The Monitor | Diocese of Trenton
The Monitor | Diocese of Trenton, NJ  
Advanced Search


home : peces : peces April 20, 2019


3/22/2019 1:31:00 PM
Detrás de los pasos de héroes
Peregrinación a El Salvador, Guatemala ilumina las vidas de misioneros
Espacio sagrado • El padre Alindogan, de lado derecho, y un grupo de fieles se reúnen para un servicio de oración en el sitio en Guatemala donde asesinaron al beato Stanley Rother en el 1981. El beato padre Stanley Rother era un sacerdote de Oklahoma.(Fotos cortesía del padre Alindogan)

Espacio sagrado • El padre Alindogan, de lado derecho, y un grupo de fieles se reúnen para un servicio de oración en el sitio en Guatemala donde asesinaron al beato Stanley Rother en el 1981. El beato padre Stanley Rother era un sacerdote de Oklahoma.
(Fotos cortesía del padre Alindogan)

Cuerpo de Cristo • Personas confinadas a sus hogares en Santiago Atitlán disfrutan de una visita del padre Alindogan quien les llevó la Santa Comunión para que comulgaran y pasaran tiempo rezando con ellos y en hermandad.

Cuerpo de Cristo • Personas confinadas a sus hogares en Santiago Atitlán disfrutan de una visita del padre Alindogan quien les llevó la Santa Comunión para que comulgaran y pasaran tiempo rezando con ellos y en hermandad.

Por David Karas | Corresponsal


Cuando se pregunta al padre Peter James Alindogan sobre su peregrinación reciente en El Salvador y Guatemala, rápidamente empieza a compartir sobre la experiencia transformadora.

“Es incontenible pensar en que estamos considerando y hablando de vidas que se tomaron por causa de nuestra fe”, dijo él. Es una historia real, la historia de nuestros héroes”.

El padre Alindogan, párroco de la Parroquia Nuestra Señora de la Esperanza, West Long Branch, pasó 12 días como participante en una peregrinación organizada por los padres y hermanos Maryknoll. Total, eran 27 en el grupo, incluyendo al diacono Lou Jakub, 24 sacerdotes, un hermano y un profesor de historia.

La peregrinación incluyó a varios lugares, incluyendo sitios donde el santo arzobispo Oscar Romero y el beato padre Stanley Rother fueron asesinados por sus creencias y alcance. El tiempo que los peregrinos pasaron en ambos países subrayó los peligros que los misioneros afrontaban y toda la confusión en la región – que históricamente se ha conocido como inquietud civil, desigualdad socioeconómica y violencia religiosa.  

“El hecho de que la mayoría de las casas tengan alambres de espinas y mayas grandes, eso es ya una parte de la historia”, dijo Padre Alindogan, que notó que viajar de Guatemala a El Salvador tuvo su riesgo. “Tuvimos que viajar con guardias armadas con rifles grandes, delante y detrás de nuestro bus”.

Añadió que “Eso fue lo que me despertó de la comodidad que tengo aquí, especialmente sentirme cuidado y seguro. Yo también podía presenciar el miedo que estaba presente”.

Al pasar tiempo con los misioneros y conocer su vida cotidiana en que comparten la fe, el padre Alindogan dijo que su devoción le conmovió.

“Mis reflexiones fueron más que suficientes para poder apreciar el valor de mi sacerdocio, y también el valor de lo que hacen estos misioneros, los riesgos que toman cada día … todas las situaciones difíciles que encuentran en cuanto el idioma, la cultura, la comida [y] interferencia por el gobierno”, él dijo.

Compartió que los misioneros en la región, y en otros lugares, pueden dar la imagen de tomar el lado de los pobres y apoyar la causa de los pobres, que puede dirigir uno al peligro en algunas culturas.

“Al vincularse con los pobres, como lo que pasó a [San] Romero y Padre Rother, los dos santos o martirios más conocidos que hemos encontrado aquí, te pueden nombrar un comunista, y eso te puede meter en grandes problemas”, dijo el padre.

Al prender la peregrinación, el padre Alindogan invitó al grupo diciendo “Vengan y Vean”, dijo el padre. En la clausura de la experiencia, se les envió diciendo “Vayan y Compartan” sobre sus experiencias.

“Escuchar la Buena Nueva no trata de solo hablar de ella del pulpito; a veces hay que arriesgar tu vida, tu vocación, y tu misión”, dijo el padre Alindogan sobre los misioneros con que se encontraron. “Se arriesga mucho al compartir el Evangelio”.

Añadió que animaría a sus feligreses a considerar una experiencia peregrina en el futuro, para que también tuvieran una experiencia tan transformadora de fe”.

“Me encantaría que mis feligreses conocieran eso algún día”, dijo.






Subscription Login
LOGIN | SUBSCRIBE

From the Bishop
Pope Francis







The Monitor, 701 Lawrenceville Road, P.O. Box 5147, Trenton, NJ 08638-0147 | PHONE: 609-406-7404 | FAX: 609-406-7423 | Monitor@DioceseofTrenton.org

Copyright © 2019 | TrentonMonitor.com | All Rights Reserved.
Any use of materials on this website, including reproduction, modification or distribution without the prior written consent of the Diocese of Trenton is strictly prohibited.

Software © 1998-2019 1up! Software, All Rights Reserved