Sign up for email alerts from The Monitor | Diocese of Trenton
The Monitor | Diocese of Trenton, NJ  
Advanced Search


home : peces : peces February 21, 2019


2/4/2019 3:42:00 PM
Las personas de la vida consagrada llamadas a reflejar la luz de Cristo
Mensaje del obispo David M. O'Connell, C.M., para el Día Mundial de la Vida Consagrada

Bishop David M. O'Connell, C.M.


2 de febrero, 2019

Históricamente, los órdenes religiosos se establecían en la Iglesia, primero, para responder a alguna necesidad particular a que la Iglesia propia no podía en ese momento y, segundo, porque la visión y carisma de unas personas especiales eran capaces de inspirar a mucha gente para determinar cómo responder a tal necesidad. Y entonces, ¡nacieron los órdenes, las comunidades las congregaciones y las sociedades religiosas!

Algunos grupos de estos hombres y mujeres se juntaban en monasterios donde vivían una vida de oración y trabajaban apartados del mundo mientras otros buscaban una vida activa de servicio en medio del mundo y sus necesidades. Y otros han vivido su vocación como vírgenes, viudos o ermitaños consagrados.

La Iglesia aprobaba y fomentaba su existencia y “las normas a la vida” que gobernaban como vivirían y lo que podrían esperar lograr dentro y a través de la Iglesia. Los miembros tomaron votos especiales o “concilios evangélicos” de pobreza, castidad y obediencia – y a veces unos votos adicionales – para ayudarles a cumplir su misión y meta. El derecho canónico de la Iglesia los distinguió entre ellos para guiar y gobernar su vida y ministerio religioso, entusiasta para preservar y fomentar sus carismas y contribuciones únicas al trabajo de la Iglesia.

Algunos de estos órdenes tienen siglos mientras otros fueron fundados relativamente recién. Aparte de las diferencias históricas, carismáticas o canónicas que hay entre los órdenes, ¡es muy difícil imaginar la historia de la Iglesia sin ellos!

Desde el 1997, cada año la Iglesia dedica el 2 de febrero, la Fiesta de la Presentación del Señor, a “la vida consagrada (religiosa)”. El papa san Juan Pablo II escogió esta fecha porque, al igual que Cristo es la “Luz del Mundo”, las mujeres y los hombres religiosos están llamados a reflejar esta luz a través de una variedad de maneras y obras. Aunque hayan cambiado las circunstancias históricas y los ministerios apostólicos de sus raíces hace siglos, “la vida religiosa” es una parte esencial de la vida de la Iglesia Católica.

En la Diócesis de Trenton, más de 2,600 mujeres y hombres religiosos de 28 órdenes diferentes han servido aquí desde su principio en el 1881. Si la Iglesia Católica universal no celebrara el Día Mundial de la Vida Consagrada, todavía estaría muy apropiado celebrarlo aquí. Desde los primeros días de la existencia de nuestra Diócesis, las hermanas religiosas, los hermanos religiosos y los sacerdotes establecían nuestras escuelas católicas y enseñaban en ellas, fundaban y ministraban en nuestros hospitales católicos y hogares para cuidar a los ancianos, trabajaban y servían en nuestras parroquias católicas y otras organizaciones para responder a las necesidades de los pobres. Han sido parte del alma de la Iglesia aquí en el central de New Jersey. Les debemos nuestra profunda gratitud, oración y apoyo.

Hablando con una asamblea de superiores religiosas de mujeres el 8 de mayo del 2013, el papa Francisco dijo:

Vuestra vocación es un carisma fundamental para el camino de la Iglesia, y no es posible que una consagrada y un consagrado no «sientan» con la Iglesia. … ¿Qué sería la Iglesia sin vosotras? Le faltaría la maternidad, el afecto, la ternura, la intuición de madre. … Sed alegres, porque es bello seguir a Jesús.

En otra ocasión luego con los superiores religiosos de hombres el 24 de noviembre del 2013, nuestro Santo Padre dijo:

La vida religiosa debe fomentar el crecimiento en la Iglesia por ser atractiva. La Iglesia tiene que atraer. ¡Despiertan al mundo! ¡Sean testigos de modo diferente de hacer las cosas, de actuar, de vivir! Es posible vivir de modo diferente en este mundo. … Los religiosos siguen al Señor de manera especial, de modo profético. Yo espero de ustedes este testimonio. Los religiosos tienen que ser hombres y mujeres capaces de despertar al mundo”.

Como el jesuita que es, el papa Francisco ve la vida religiosa desde su propia experiencia. Mi propia historia como vicentino me provocó escribir una vez que:

… construir una Iglesia Católica que alcanzaba ampliamente a las periferias para incorporar a las personas que necesitaban un poco más de caridad, un poco más de cariño, un poco más de atención, un poco más de ternura, un poco más del testimonio a nuestra fe católica… un poco más de lo que se encuentre normalmente. Estas hermanas y estos hermanos increíbles se han entregado al Pueblo de Dios. Piden nada a cambio. … Y lo que han dejado en la Iglesia Católica, lo que han hecho para todos nosotros – además de las enormes cantidades de personas que ni son partes de nuestra comunidad – se atestiguan de hace generaciones en los fieles bien educados, bien amados, y sacrificialmente apoyados.

Entonces, nosotros en la Diócesis de Trenton correctamente celebramos el Día Mundial de la Vida Consagrada con la Iglesia Católica universal. Los agradezcamos nosotros a las mujeres y los hombres religiosos y a todos en la vida consagrada con nuestras oraciones y nuestro apoyo.

Y, si Cristo le llame a quien lee este mensaje, que siga su ejemplo de estas personas y seguirle a Cristo.

 

El reverendísimo David M. O’Connell, C.M.
Obispo de Trenton






Subscription Login
LOGIN | SUBSCRIBE

From the Bishop
Pope Francis







The Monitor, 701 Lawrenceville Road, P.O. Box 5147, Trenton, NJ 08638-0147 | PHONE: 609-406-7404 | FAX: 609-406-7423 | Monitor@DioceseofTrenton.org

Copyright © 2019 | TrentonMonitor.com | All Rights Reserved.
Any use of materials on this website, including reproduction, modification or distribution without the prior written consent of the Diocese of Trenton is strictly prohibited.

Software © 1998-2019 1up! Software, All Rights Reserved