Sign up for email alerts from The Monitor | Diocese of Trenton
The Monitor | Diocese of Trenton, NJ  
Advanced Search


home : peces : peces February 21, 2019


1/11/2019 4:11:00 PM
Haciendo una diferencia
Reflexiones sobre el mensaje del papa Francisco para el Día Mundial de la Paz
Por Tony Magliano


Como dice el refrán, “La política y la religión no cuadran”. Aunque este cliché sea utilizado por muchas personas, no lo oiremos del papa Francisco.

Al contrario, el líder de la Iglesia Católica enseña firmemente que nuestra fe, basada en el Evangelio, tiene una riqueza de sabiduría que se ofrece al mundo político corrupto. Y que es nuestro deber esforzarnos a incorporar esa sabiduría en al cuerpo político.

Como demuestra “A”, consideremos el mensaje del Santo Padre del 1 de enero para el Día Mundial de la Paz titulado “La buena política está al servicio de la paz”.

Lee el mensaje completo del papa Francisco AQUÍ.

La paz “es como una flor frágil que trata de florecer entre las piedras de la violencia”, escribe el papa. “La política es un vehículo fundamental para edificar la ciudadanía y la actividad del hombre, pero cuando aquellos que se dedican a ella no la viven como un servicio a la comunidad humana, puede convertirse en un instrumento de opresión, marginación e incluso de destrucción”.

Esto es tan cierto. Entre los muchos ejemplos tristes, consideremos la frecuencia en que los oficiales políticos permiten, y hasta autorizan, la opresión de minorías como los rohinyá en Myanmar, y ahora en Bangladesh (ver: https://bbc.in/2KPgZ7Q, https://bit.ly/2RPcE4a).

Y consideremos que muchos lideres políticos en gobiernos de por todo el mundo, incluyendo a los países democráticos, mayormente ignoran a los pobres marjinalizados – de alguna forma exiliándolos a las periferias de la sociedad, y hasta dejar que millones de ellos mueran cada año (ver: https://borgenproject.org/15-world-hunger-statistics).

Entre los “vicios políticos” mencionados por el papa están la “la xenofobia y el racismo, el rechazo al cuidado de la Tierra, la explotación ilimitada de los recursos naturales por un beneficio inmediato, el desprecio de los que se han visto obligados a ir al exilio”. Todos estos ejemplos amplifican los avisos fuertes recientes de parte del comité de las Naciones Unidas sobre el cambio de clima (ver: https://on.natgeo.com/2C4uv2j), el asesoramiento nacional de clima (ver: https://bit.ly/2DFvfvO), y la respuesta política, frecuentemente demasiado fría, sobre los migrantes sufridos (ver: https://bbc.in/2yZnCMD).

Sobre esto, las palabras del pontífice son iguales de fuertes, “No son aceptables los discursos políticos que tienden a culpabilizar a los migrantes de todos los males y a privar a los pobres de la esperanza. En cambio, cabe subrayar que la paz se basa en el respeto de cada persona, independientemente de su historia, en el respeto del derecho y del bien común, de la creación que nos ha sido confiada y de la riqueza moral transmitida por las generaciones pasadas”.

Entonces, el papa Francisco desafia la tragedia inmoral de la guerra y el miedo. Dice que “la paz jamás puede reducirse al simple equilibrio de la fuerza y el miedo”. Y añade que la proliferación de armas es “contrario a la moral y a la búsqueda de una verdadera concordia” (ver: https://bit.ly/2BqRelc).

Él condena las formas de “nacionalismos que ponen en cuestión la fraternidad que tanto necesita nuestro mundo globalizado”.

En el mundo – sea el político u otro  – en dónde los egos suelen dominar, el papa Francisco nos llama a la enseñanza humilde de Jesús: “Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos” (Marcos 9,35).

Francisco entonces nos desafía a ser creadores creativos de la paz: “Hoy más que nunca, nuestras sociedades necesitan “artesanos de la paz” que puedan ser auténticos mensajeros y testigos de Dios Padre que quiere el bien y la felicidad de la familia humana”.

Y a ese desafío el papa Francisco nos anima que “cada uno puede aportar su propia piedra para la construcción de la casa común”. Con corazones y mentes dispuestos a Dios, que nos preguntemos a nosotros mismos; ¿cuál es la piedra que aporto?; ¿cuál es la mejor manera que la use yo para construir nuestra casa común?

 

[Tony Magliano es un columnista internacional sindicato sobre la justicia social y la paz.]






Subscription Login
LOGIN | SUBSCRIBE

From the Bishop
Pope Francis







The Monitor, 701 Lawrenceville Road, P.O. Box 5147, Trenton, NJ 08638-0147 | PHONE: 609-406-7404 | FAX: 609-406-7423 | Monitor@DioceseofTrenton.org

Copyright © 2019 | TrentonMonitor.com | All Rights Reserved.
Any use of materials on this website, including reproduction, modification or distribution without the prior written consent of the Diocese of Trenton is strictly prohibited.

Software © 1998-2019 1up! Software, All Rights Reserved