Sign up for email alerts from The Monitor | Diocese of Trenton
The Monitor | Diocese of Trenton, NJ  
Advanced Search


home : peces : peces December 15, 2018


6/26/2018 1:13:00 PM
Miembros de clero nicaragüense visitan ciudad bajo ataque
El cardenal Leopoldo Brenes Solorzano y el arzobispo Waldemar Sommertag, nuncio apostólico a Nicaragua, caminan por las calles de Masaya, Nicaragua, el 21 de junio. (Foto CNS /Jorge Cabrera, Reuters)
El cardenal Leopoldo Brenes Solorzano y el arzobispo Waldemar Sommertag, nuncio apostólico a Nicaragua, caminan por las calles de Masaya, Nicaragua, el 21 de junio. 
(Foto CNS /Jorge Cabrera, Reuters)
Una mujer se emociona al ver llegar los líderes católicos mientras las protestas en contra el gobierno siguen en Masaya, Nicaragua, el 21 de junio. (Foto CNS /Jorge Cabrera, Reuters)
Una mujer se emociona al ver llegar los líderes católicos mientras las protestas en contra el gobierno siguen en Masaya, Nicaragua, el 21 de junio.
(Foto CNS /Jorge Cabrera, Reuters)
Por David Agren
Catholic News Service

CIUDAD DE MÉXICO (CNS) -- El clero de la Arquidiócesis de Managua, Nicaragua, tenía planeado orar por la paz el 21 de junio.

Pero los obispos de la arquidiócesis, incluso el arzobispo Waldemar Sommertag -- nuncio apostólico ante Nicaragua -- y unos 30 sacerdotes de la capital, en vez viajaron a la ciudad de Masaya. La ciudad ha sido un lugar de protestas contra el presidente del país y donde policías y paramilitares han sido acusados de atacar y asesinar a la población civil.

"Quiero hacerle un llamado a quienes han venido a matar a esta ciudad, quiero hacer un llamado a los que están como francotiradores, a los que están en la rotonda las flores queriendo matar, quiero hacer un llamado a Daniel Ortega (el presidente) y Rosario Murillo (su esposa y vicepresidente) ni un muerto más en Masaya", dijo el obispo auxiliar Silvio Báez Ortega a la población local frente a la iglesia San Sebastián.

"El dolor en Nicaragua es grande", dijo el obispo Báez. "Un pueblo desarmado está siendo masacrado. Las ciudades están en manos de bandoleros".

Los religiosos celebraron Misa y organizaron una procesión eucarística por las calles de la ciudad, cruzando barricadas y lugares de ataques anteriores mientras le oraban a Jesús en el Santísimo Sacramento. Las campanas de la ciudad repicaron para recibirlos, cambiando el sonido de las campanas que advierte a la población cuando llegan policías o paramilitares.

El cardenal Leopoldo Brenes Solórzano de Managua entró al puesto de mando policiaco y habló con un comisionado acusado de dirigir ataques contra civiles. También le entregó una lista de detenidos que él quería que fueran liberados. El comandante prometió un paro a los ataques contra personas civiles pero el cardenal Brenes prometió "visitarlo otra vez" si no cumplía.

Los pobladores salían en multitudes y algunos se arrodillaban al pasar la procesión. En palabras del diario de la oposición, La Prensa, los obispos "detuvieron otra masacre".

La policía antimotín había sido enviada a Masaya ese día, pero "cuando se enteraron que los obispos iban hacía allá se retiraron", dijo padre Víctor Rivas, secretario ejecutivo de la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

La violencia ha envuelto a Nicaragua durante dos meses mientras los ciudadanos protestan contra una reforma que se ha propuesto al sistema de seguro social del país. Las manifestaciones fueron contestadas con represión policiaca, pero estas se propagaron rápidamente según aumentaban las exigencias de destitución de Ortega y Murillo.

Más de 200 muertes se han registrado en Nicaragua desde el 18 de abril, según observadores y grupos de derechos humanos.

Los sacerdotes de Nicaragua le han dado apoyo moral y espiritual a los manifestantes y a la población, dijo padre Rivas añadiendo que ellos han actuado como mediadores, interviniendo en los casos de los desaparecidos y permitiendo que las iglesias fueran usadas para atender a los heridos.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua ha convocado a un diálogo nacional, pero las conversaciones no han avanzado por falta de consenso.

Padre Rivas dijo: "Lo que el gobierno ha prometido no lo ha cumplido ... El gobierno condena la violencia, de la fuente que sea, pero en realidad ha sido el que ataca".

Para terminar con la crisis, la conferencia episcopal ha propuesto realizar elecciones en abril de 2019 y reemplazar a los miembros de una autoridad electoral considerada pro gobierno.

Ellos (el clero) son los únicos que pueden garantizar la paz, "porque son la única institución del país que la gente cree que podría ser imparcial", dijo Rick Jones, diputado del director regional para solidaridad y justicia global de Servicios Católicos de Socorro para América Latina y el Caribe.






Subscription Login
LOGIN | SUBSCRIBE

From the Bishop
Pope Francis







ACA_2018_WebAd_bottom_12.5x2_WEB.jpg

The Monitor, 701 Lawrenceville Road, P.O. Box 5147, Trenton, NJ 08638-0147 | PHONE: 609-406-7404 | FAX: 609-406-7423 | Monitor@DioceseofTrenton.org

Copyright © 2018 | TrentonMonitor.com | All Rights Reserved.
Any use of materials on this website, including reproduction, modification or distribution without the prior written consent of the Diocese of Trenton is strictly prohibited.

Software © 1998-2018 1up! Software, All Rights Reserved