El padre Miguel Valle predica su 
homilía en la Misa de su instalación como párroco en la Parroquia San Pablo, Princeton.
El padre Miguel Valle predica su homilía en la Misa de su instalación como párroco en la Parroquia San Pablo, Princeton.

El padre Miguel Valle empezó a servir en la comunidad de la Parroquia San Pablo en julio del 2012 como vicario parroquial después de haber ministrado en otras parroquias de la Diócesis. La parroquia de Princeton está compuesta de unas 4,000 familias, de las cuales muchas llegaron “de diferentes partes” compartió el padre Valle.

San Pablo es un hogar para todos dijo el nuevo párroco enfáticamente.

“El cambio mayor es que se ha creado un comité mixto con los hermanos americanos para trabajar por el bienestar de nuestros hermanos inmigrantes”, dijo el padre Valle. Continuó que “Este trabajo en conjunto ha traído una nueva mentalidad, un cambio positivo, entre los grupos parroquiales y se han tendido puentes de unión para trabajar en otros campos de la pastoral litúrgica, familiar y juvenil”.

El obispo David M. O’Connell, C.M., formalmente instaló al padre Miguel en una Misa el 26 de septiembre en la Iglesia San Pablo en la presencia de muchos de los fieles parroquiales además de amigos y sacerdotes de por la Diócesis de Trenton. El obispo O’Connell expresó su confianza en el padre al asumir el nuevo rol después de unos 18 años de servicio sacerdotal en la Diócesis de Trenton.

GALERÍA DE FOTOS: INSTALACIÓN DEL PADRE VALLE COMO PÁRROCO

El lema sacerdotal del padre Valle siempre ha sido, “Juntos para la misión de la Iglesia”, algo que ciertamente le seguirá como guía. Escogió ese lema cuando fue ordenado sacerdote como compromiso

a trabajar desde diferentes carismas que los fieles reciben de Dios en una sola misión; evangelizar al mundo. Ahora en mi nuevo rol como pastor”, compartió, “la perspectiva sigue siendo la misma, la de seguir trabajando con amor, entusiasmo, disciplina y alegría para que cada niño, joven, adulto y familia conozca a Jesús como su Señor y Salvador”.

El padre continuó, “La evangelización es la tarea propia de la iglesia y cada parroquia es una colaboradora en esa obra misionera de extender el Reino de Dios.

Y para ello, es necesario implementar una pastoral familiar y juvenil que trabajando desde lo que les pasa, desde sus contextos vitales, se abren a la experiencia de cristiana comunitaria”.

Las responsabilidades administrativas y financieras de la parroquia son elementos del papel de párroco más difíciles comparte el nuevo pastor.

“Enfrentar ese nuevo rol de estar envuelto en cuestiones administrativas y financieras es muy duro”, confesó. “Esto toma un poco de tiempo mientras uno entiende la gramática de por dónde va la cosa de la administración parroquial. Pero”, aclaró el padre Valle, “una cosa sí tengo clara, que en el centro de la administración parroquial esta la vida litúrgica espiritual y todo lo demás, como lo pastoral, lo administrativo y económico están para desarrollar e intensificar la vida espiritual parroquial”. El padre Valle cuenta con casi 10 años en la Parroquia San Pablo, así que es una comunidad que él conoce bien, y la comunidad a él. En sus palabras, la Parroquia San Pablo es “una comunidad cristiana católica con gente maravillosa”. Se siente bendecido poder acompañar a los feligreses en su camino espiritual.

Al reflexionar sobre la parroquia y las áreas de enfoque, el padre Valle nota la gran cantidad de jóvenes en la parroquia. La escuela San Pablo como una parte vital de la parroquia le llama mucha la atención, indicándole que “la educación católica es la clave para seguir afianzando los valores humanos y cristianos”.

Espera enfatizar una pastoral juvenil y familiar unida, notando que estos ministerios han sido divididos por cultura e idioma desde hace años en la parroquia.

Su instalación como párroco es un hito significante para el padre Valle. “Esto me afecta mucho, positivamente y, entonces, le pido mucha sabiduría y discernimiento al Señor para seguir desarrollando un trabajo en equipo que nos lleve a cumplir con los propósitos establecidos”.