Sign up for email alerts from The Monitor | Diocese of Trenton
The Monitor | Diocese of Trenton, NJ  
Advanced Search


home : peces : peces December 13, 2018


11/30/2018 12:49:00 PM
Adviento 2018: Un tiempo de preparación espiritual que trata de "Ambas/y"
Mensaje del obispo David M. O'Connell, C.M.
TIEMPO DE PREPARACIÓN ESPIRITUAL -- Bendiciendo la corona de Adviento en la Parroquia Nuestra Señora del Auxilio Perpetuo, Seaside Heights.(Foto pescadora | Jeff Bruno)
TIEMPO DE PREPARACIÓN ESPIRITUAL -- Bendiciendo la corona de Adviento en la Parroquia Nuestra Señora del Auxilio Perpetuo, Seaside Heights.
(Foto pescadora | Jeff Bruno)

Bishop David M. O'Connell, C.M.


Me lo confieso, estoy culpable. Al pasar el Día de Acción de Gracias empiezo pensar en la Navidad. Arreglo el árbol y decoro la casa para “el tiempo más maravilloso del año”. Saco mis discos de música navideña y me pongo a mirar todos los especiales y películas de Navidad en la televisión. Todas estas preparaciones – aunque sean seculares – me dan una buena sensación que me alista para mi fiesta favorita. ¡No quiero perderme ni un minuto!

Al mismo momento, no pierdo la verdadera “razón por la temporada”, el nacimiento de nuestro Salvador, el regalo de Dios Padre al mundo de su Hijo.

Las cuatro semanas de Adviento que preceden Noche Buena y Navidad me mantienen enfocado litúrgicamente, en la oración y la fe, en la antigua anticipación de la llegada del Mesías. En realidad, Adviento y su conclusión en Navidad nos ofrecen un tiempo de “ambas/y”. El Señor Jesús ya ha venido y no podemos pretender ni actuar de otra manera. Pero, a la vez, las celebraciones especiales se enriquecen y significan aún más cuando nos preparamos para ellas con ánimo y anticipación. Solo hay que pensar en los cumpleaños, los aniversarios, las graduaciones para darnos cuenta de que “la espera” es una ¡gran parte de la diversión! Al igual, cuando pensamos en los bautismos, las Primeras Comuniones y Confirmaciones, las preparaciones hacen que el evento sea una experiencia de alegría y gozo especial. Y por eso tenemos el tiempo de Adviento.

Como católicos, es importante sumergirnos en este tiempo de preparación espiritual, escuchar atentamente a “las esperas” de las Sagradas Escrituras proclamadas en la Misa, apartar tiempo y espacio para “la Palabra” que “se hizo carne” en nuestras vidas mientras Adviento gradualmente revela la razón verdadera de la “Alegría al Mundo” de Navidad de que cantamos. No podemos, no debemos dejar pasar Adviento sin reflexión reverente y en oración sobre la llegada de Cristo y lo que significa en estas cuatro semanas que se acercan, a pesar de los signos y símbolos navideños que ya se ve por todos lados.

¿Recuerdan ustedes la historia querida de Charles Dickens, “Un Villancico Navideño”? ¿Quién no lo ha leído u oído o visto en el teatro o en pantalla? Antes de que Ebenezer Scrooge pueda reconocer el significado verdadero del día de Navidad, antes de que la Navidad pueda crear el cambio esperado con la llegada de Cristo en Navidad, tres espíritus le tenían que preparar para su transformación: los espíritus de Navidad Actual, Pasada y Futura. Quizás puede ser un poco extremo literariamente y teológicamente, pero estas experiencias de las visitas fueron su Adviento.

A mí, “el espíritu de Navidad Actual” puede simbolizar el Cristo del Misterio, acercándose a nosotros ahora, en nuestra vida cotidiana. “El espíritu de Navidad Pasada” puede ser el Cristo de la Historia, llegando a nosotros por primera vez aquella noche en Belén. “El espíritu de Navidad Por Venir” puede ser una vista del Cristo de la Majestad que nos invita a cambiar, a prepararnos para el encuentro con Él al final de nuestras vidas. Al pensarlo de esta manera, reconocemos que estas tres manifestaciones de Cristo son los temas de Adviento y nos llevan a celebrar el día de Navidad con alegría. ¡Funcionó para Ebenezer!

Tal vez no hay nada mal en leer las historias navideñas, cantar los villancicos, ni decorar los árboles de Navidad durante el tiempo de Adviento. Son, después de todo, recuerdos de la meta espiritual al que nos dirige Adviento. Como católicos, debemos siempre mantener la meta en mente mientras nunca olvidemos el camino que nos guía a esa meta. ¡Feliz Adviento!






Subscription Login
LOGIN | SUBSCRIBE

From the Bishop
Pope Francis







ACA_2018_WebAd_bottom_12.5x2_WEB.jpg

The Monitor, 701 Lawrenceville Road, P.O. Box 5147, Trenton, NJ 08638-0147 | PHONE: 609-406-7404 | FAX: 609-406-7423 | Monitor@DioceseofTrenton.org

Copyright © 2018 | TrentonMonitor.com | All Rights Reserved.
Any use of materials on this website, including reproduction, modification or distribution without the prior written consent of the Diocese of Trenton is strictly prohibited.

Software © 1998-2018 1up! Software, All Rights Reserved