Migrantes hacen fila en el centro de salud Todos Somos Mexicanos en Ciudad Jaurez para recibir comida como parte del Festival de la Salud Emocional el 10 de octubre, 2021, para marcar el Día Mundial de la Salud. Foto por CNS/José Luis Gonzalez, Reuters
Migrantes hacen fila en el centro de salud Todos Somos Mexicanos en Ciudad Jaurez para recibir comida como parte del Festival de la Salud Emocional el 10 de octubre, 2021, para marcar el Día Mundial de la Salud. Foto por CNS/José Luis Gonzalez, Reuters

Funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. dijeron el 14 de octubre que estaban listos para comenzar a implementar una vez más una política de inmigración del tiempo del gobierno de Trump con la que no están de acuerdo: los Protocolos de Protección al Migrante, también conocidos como la política MPP o "Quédate en México".

Los funcionarios dijeron que "Quédate en México" podría comenzar a ser implementada nuevamente a partir de noviembre, y se espera que comience tras negociaciones con el gobierno mexicano, que debe aprobar los términos.

La política del MPP obliga a migrantes que buscan asilo en Estados Unidos a permanecer en el lado mexicano de la frontera sur de Estados Unidos hasta que sus casos sean resueltos en los tribunales de inmigración de Estados Unidos.

Tan pronto como asumió la presidencia en enero, Joe Biden le puso un para a la política, buscando formalmente ponerle un fin en junio. Pero en agosto, un juez del Tribunal de Distrito de EE. UU. para el Distrito Norte de Texas les dijo a los funcionarios del gobierno de Biden que continuaran cumpliendo con la política, diciendo que no la habían terminado correctamente.

La Corte Suprema de Estados Unidos confirmó el fallo del juez.

Atrapados entre la orden judicial y las críticas de los defensores de la inmigración, los funcionarios del DHS dijeron que continuarían buscando terminar con 'Quédate en México", o MPP, pero que, en este momento, "estaban tomando las medidas necesarias para cumplir con la orden judicial, que requiere que volvamos a implementar el MPP..."

Sin embargo, DHS dijo que necesita la participación del gobierno mexicano para seguir adelante, ya que los migrantes serían trasladados al territorio de otro país.

"México es una nación soberana que debe tomar una decisión independiente para aceptar el regreso de personas de conformidad con cualquier reimplementación del MPP", dijo el DHS en un tuit del 15 de octubre. "Esa decisión no se ha tomado. Las conversaciones con el gobierno de México están en curso".

Aunque funcionarios del gobierno de Biden dijeron que continuarán apelando a los tribunales inferiores para tratar de poner fin al MPP, una política que consideran "inhumana", el documento presentado ante el Tribunal de Distrito dice que anticiparon "estar en condiciones de volver a implementar" la política a mediados de noviembre.

 En Twitter, el DHS dijo que "por separado, como se anunció anteriormente, el DHS también emitirá un memorando de terminación del MPP en el que abordará las preocupaciones sobre el memo anterior que buscaba terminar el MPP. Sin embargo, este nuevo memorando que termina el MPP no entrará en vigencia. hasta que se levante la actual orden judicial".