Un artículo escrito por la Prensa Asociada (Associated Press) y publicado por varios medios el 10 de julio parece cuestionar la legitimidad del pedido de parte de la Iglesia por apoyo financiero de COVID disponible por el gobierno estadounidense. La Diócesis de Trenton ha respondido a este artículo con la declaración siguiente:

La Diócesis Católica Romana de Trenton representa una comunidad de parroquias, escuelas y organizaciones que juntas dan empleo a unos 7,000 trabajadores, muchos que han estado impactados profundamente por la clausura de la pandemia y están luchando como todos a proveer por ellos mismos y sus familias durante estos tiempos difíciles.

Nuestra comunidad participó agradecidamente en el programa de protección de sueldo (PPP por sus cifras en inglés) ofrecido por el acta de auxilio del coronavirus, apoyo y seguridad económica (CARES ACT en inglés) aprobada por el Congreso y firmado para que sea ley por el presidente Trump el 27 de marzo, 2020. Como está definido por el Departamento de Tesoros, PPP “está proveyendo a negocios pequeños con los recursos que necesitan para mantener su nómina de sueldos, contratar a sus trabajadores de nuevo que tenían que retirarse temporalmente, y cubrir los gastos generales”.

La Diócesis y sus comunidades locales fueron consideradas elegibles y calificadas para recibir el apoyo gubernamental para estas razones y estamos usando estos fondos exclusivamente para estas razones. La sugerencia de parte de algunos en los medios de comunicación de que los pagos legales hechos previamente por la Iglesia tienen algo que ver con la necesidad del apoyo de COVID es falsa y difamatoria.