Demos gracias a Dios por todos sus regalos, especialmente los regalos de la fe, la familia y los amigos.

Les tengo en mis oraciones. Que tengan un Día de Acción de Gracias feliz este año.

El más reverendo David M. O'Connell, C.M., J.C.D.