CIUDAD DEL VATICANO (CNS) – La segunda mañana tras someterse a una cirugía de colon, el papa Francisco continuaba recuperándose y después de una noche de descanso, desayunó, leyó los periódicos y se levantó de la cama para caminar, dijo la oficina de prensa del Vaticano el 6 julio.

Su recuperación avanza con normalidad, dijo la oficina de prensa, y sus "exámenes de seguimiento de rutina son buenos".

El día anterior, el Vaticano había explicado que la cirugía del papa Francisco "por estenosis diverticular realizada la noche del 4 de julio involucró una hemicolectomía izquierda y duró alrededor de 3 horas".

Se esperaba que el papa permaneciera en el hospital durante una semana después de la cirugía, si no hay complicaciones.

Una hemicolectomía izquierda es la extirpación de la parte descendente del colon y se puede recomendar para tratar la diverticulitis, cuando las bolsas abultadas en el revestimiento del intestino o el colon se inflaman o infectan.

El papa, quien tiene 84 años, fue admitido al hospital Gemelli de Roma a primeras horas de la tarde del 4 de julio después de dirigir la oración del Ángelus al mediodía con personas reunidas en la Plaza de San Pedro.

Como era su costumbre, el papa Francisco ya había suspendido su audiencia general semanal y otras reuniones del mes de julio, con la excepción del Ángelus dominical.

Es posible que el Ángelus con el papa Francisco al mediodía del 11 de julio se lleve a cabo desde el hospital Gemelli, como sucedió en varias ocasiones cuando san Juan Pablo II estuvo hospitalizado allí. El hospital mantiene un conjunto de habitaciones para uso de los papas cuando es necesario.

Al anunciar la hospitalización del papa Francisco a media tarde del 4 de julio, la oficina de prensa del Vaticano había dicho que se sometería a "una intervención quirúrgica programada para una estenosis diverticular sintomática del colon".

Aproximadamente siete horas después, después de que se realizó la cirugía, la oficina de prensa dijo: "El Santo Padre reaccionó bien a la cirugía, que se realizó bajo anestesia general".

El Doctor Sergio Alfieri, cirujano del Gemelli, especialista en cirugía del tracto digestivo y colon, dirigió la cirugía, asistido por un equipo de cirujanos.

La estenosis es un estrechamiento de un pasaje en el cuerpo humano. La descripción del Vaticano de la condición del papa indicó un bloqueo parcial del intestino delgado. No proporcionó información sobre la causa o la causa sospechada del bloqueo ni de los síntomas que había estado experimentando el papa.

Tan pronto como el Vaticano anunció la hospitalización, comenzaron a publicarse mensajes para la pronta recuperación del papa en las redes sociales.

El presidente italiano Sergio Mattarella, que acababa de llegar a Francia cuando se dio a conocer la noticia, envió un telegrama, dijo su oficina. El presidente dijo que él y el pueblo italiano acompañaban al papa con "pensamientos afectuosos" y deseos de una pronta recuperación.

El papa Francisco ha gozado de buena salud en general desde ser elegido papa en marzo de 2013, excepto por los episodios recurrentes de ciática, que causa un dolor agudo que se irradia a lo largo del trayecto del nervio ciático, desde la parte inferior de la espalda hasta las caderas y baja por cada pierna. A fines de diciembre y principios de enero, no fue a varios eventos porque el dolor era muy intenso.

El papa también sufrió de una afección pulmonar en 1957 a la edad de 21 años que requirió que se sometiera a una cirugía para extirpar el lóbulo superior derecho de uno de sus pulmones.

En una entrevista para un libro publicado a principios de marzo, el papa dijo que si bien su recuperación fue dolorosa, fue "completa y nunca sentí ninguna limitación en mis actividades".

"Como ha visto, por ejemplo, en los diversos viajes que he realizado y que ha cubierto, nunca tuve que restringir ni cancelar ninguna de las actividades programadas. Nunca experimenté fatiga o falta de aire", dijo a Nelson Castro, médico y periodista argentino.

El papa también le dijo a Castro que cuando era el superior provincial de los jesuitas en Argentina, cargo que ocupó de 1973 a 1979, se sometió a una cirugía de urgencia de la vesícula biliar.