La Parroquia Cristo Redentor en Mount Holly, que ha vivido menos participación y mayor desafío económico de por la década pasada, cerrará sus puertas y pasará por una supresión canónica.

En una carta del obispo David M. O’Connell, C.M., al padre Daniel Peirano, párroco de Cristo Redentor, el obispo aceptó la recomendación del párroco de cerrar la parroquia después de la consulta y apoyo unánime del concilio presbítero diocesano. El padre Peirano informó a sus feligreses de la clausura durante las Misas del fin de semana.

Cristo Redentor fue establecida en el 1977 como parroquia personal para los católicos de habla español en el área de Mount Holly en el condado de Burlington. Con una membrecía decreciente por los últimos diez años, la parroquia se encontró en una situación difícil para apoyar sus ministerios y mantener la planta parroquial, según Terry Ginther, canciller diocesano y directora ejecutiva de la oficina diocesana de la vida pastoral y misión.

En el 2017, se reconoció las dificultades de la parroquia como parte de la iniciativa diocesana de planificación pastoral de Fe en Nuestro Futuro. Desde entonces, la parroquia pasó por un plan pastoral interno y consultas para manejar las finanzas con la esperanza de apoyar a la parroquia. Sin embargo, las tendencias difíciles con Cristo Redentor persistían.

En su carta, el obispo O’Connell notó que las últimas Misas celebradas en la Iglesia Cristo Redentor serán en Pentecostés, el 23 de mayo, 2021. El obispo encargó al padre Peirano animar a sus feligreses unirse a parroquias cercanas “para alcanzar sus necesidades futuras pastorales”.

El obispo O’Connell concluyó el anuncio por agradecerles a los fieles de la comunidad. Escribió, “Estoy tan agradecido a todos los feligreses que han formado parte y apoyado a la Parroquia Cristo Redentor desde su incepción . . . Como es con todo final, habrá algo de tristeza, pero las oportunidades de formar parte de parroquias cercanas y todo lo que ofrecen serán bendiciones”.