Alejandro y Rocio Osorio, pareja timón del equipo diocesano de Pre-Caná y anfitriones de esta novena en honor de la Semana Nacional del Matrimonio. La pareja invitada de esta noche fueron Isabel y Fidencio Flores de la Parroquia Madre de Misericordia en Asbury Park y pareja timón del el equipo diocesano de Pre-Caná.
Alejandro y Rocio Osorio, pareja timón del equipo diocesano de Pre-Caná y anfitriones de esta novena en honor de la Semana Nacional del Matrimonio. La pareja invitada de esta noche fueron Isabel y Fidencio Flores de la Parroquia Madre de Misericordia en Asbury Park y pareja timón del el equipo diocesano de Pre-Caná.

Entre los afectados por el tiempo del COVID-19 están los matrimonios. Para muchos, manejar los efectos de la pandemia ha sido un desafío grande, algo que se ha visto en la relación matrimonial. Por eso, entra muchas otras razones, promover la Semana Nacional del Matrimonio 2021 y el Día Mundial del Matrimonio son particularmente este año.

Celebrada anualmente desde el 2010, la Semana Nacional del Matrimonio se lleva a cabo del 7 al 14 de febrero. Se reconoce al 14 de febrero no solo como el Día de San Valentín sino también como el Día Mundial del Matrimonio. Acompañando la ocasión, que se llevará a cabo virtualmente este año son dos nuevos componentes: un video del obispo David M. O’Connell, C.M., y una reflexión y Rosario diario virtual del Rosario de Caná. Se puede accederlo en Familia Vive Su Fe, el perfil diocesano en español de Facebook.

“Yo creo que, por ser para toda la vida, en momentos buenos y malos, en tiempos de enfermedad y salud, las reflexionas de Caná ayudarán a las parejas encontrar la mano de Dios dentro de cada aspecto de sus vidas matrimoniales, especialmente en los momentos de dificultad y sufrimiento que todos los matrimonios afrontan si se vayan a durar”, dijo Peg Hensler, directora asociada diocesana para los ministerios matrimoniales y el planeamiento familiar natural (NFP por sus siglas en inglés).

Del 7 al 13 de febrero, el Rosario de Caná empezará a las 7 de la noche, ofreciendo a parejas siete noches para orar juntas y reflexionar sobre los significados detrás de las oraciones y lo que significan para su matrimonio. Se puede encontrar recursos y enlaces en dioceseoftrenton.org/building-strong-marriages.

Se espera que las oraciones y el mensaje del obispo O’Connell ayudarán para fortalecer las relaciones matrimoniales y afirmar su rol viviente en la Iglesia.

“Hemos oído de parte de los feligreses de la Diócesis de Trenton, pero también lo hemos visto en los medios seculares, que la pandemia ha causado mucho estrés en las relaciones matrimoniales. La intimidad matrimonial también sufre por la pandemia”, dijo Hensler. “Esto es verdad para todas las etapas del matrimonio, pero especialmente para los padres y madres que tienen que manejar el cuidado de niños y la incertidumbre en cuanto el aprendizaje virtual contra en persona”.

Casados por 38 años, el diacono Frank Golazeski y su esposa, Kathleen, de la Parroquia santa Ana, Lawrenceville, participarán en el Rosario en inglés, añadiendo sus voces a los misteriosos gozosos.

“Orar como pareja es una manera poderosa de orar y vale la pena”, dijo Kathleen. Participar en el Rosario de Caná por el Matrimonio nos ayuda atestiguar a eso”.

Compartió que, a pesar de estar en lugares diferentes en su camino con Dios, “nuestra fe compartida nos conecta y facilita el apoyo mutuo. También encontramos fuerza de nuestro compromiso a la Iglesia, que nos ayuda apartarnos de los caminos del mundo”.

El diácono Frank cree que la meditación sobre el Rosario como pareja “puede ayudarnos comprender las experiencias de la Sagrada Familia. Los misterios gozosos conectan directamente con María, José y Jesús. Los otros misterios también pueden informarnos de nuestras experiencias de pareja… porque la experiencia humana de Jesús y María vive en todos ellos. Dejar que los misterios están presentes en nuestras vidas de alguna manera hace que nuestra oración en pareja sea más personal”.

Siguió, “Los misterios gozosos pueden asustar porque cada uno tiene un elemento de locura (como por ejemplo un embarazo fuera del matrimonio, el embarazo de una mujer de tercera edad, una espada te atravesará el alma, un niño perdido), pero el resultado por la mano de Dios es el gozo. El matrimonio tiene sus incertezas, pero a través del compromiso y confiar en las gracias de Dios, el gozo siempre puede estar presente”.

Hensler tiene la esperanza de que cualquier persona podrá sacar fruto del Rosario de Caná. “Es especialmente hermoso para las parejas católicas que buscan algo más profundo que las actividades románticas seculares asociadas al Día de San Valentín”.

Jennifer Mauro, editora principal, contribuyó a este reportaje.