Los fieles de por la Diócesis tendrán otra oportunidad de ayudar a fomentar las vocaciones al sacerdocio.

Por segunda vez, la oficina diocesana de las vocaciones llevará a cabo Llamados por Nombre, un programa que anima a los feligreses a reflexionar sobre el sacerdocio y entonces entregar nombres de hombres para invitarlos a considerar una vocación. El programa comienza el fin de semana del 6-7 de noviembre y concluye el próximo fin de semana del 13-14 de noviembre. El programa coincide con la observancia de la Semana Nacional de las Vocaciones el 7-13 de noviembre.

Convencido de las posibilidades de la idea de Llamados por Nombre, el padre Jason Parzynski, director diocesano de las vocaciones, nota que las investigaciones por CARA, el Centro de Investigaciones Aplicadas en el Apostolado por sus siglas en inglés, encontró que un 89% de hombres ordenados estuvieron animados primeramente a considerar el sacerdocio por su sacerdote parroquial o feligrés.

“Llamados por Nombre combina ambos de estos grupos influénciales para alcanzar a hombres jóvenes que Dios puede estar llamando a discernir el sacerdocio”, dijo el padre Parzynski. Compartió que cuando se llevó a cabo el programa por primera vez en noviembre del 2019, su oficina recibió una lista de más de 200 hombres jóvenes dispuestos a recibir más información sobre el proceso de discernimiento, una cantidad alcanzada con la participación de solo 47 parroquias de la Diócesis.

“De estos hombres jóvenes, de los cuales una mayoría se ha aplicado para entrar al seminario, ha sido un resultado directo de Llamados por su Nombre”, dijo.

En preparación por el fin de semana de Llamados por Nombre, el padre Parzynski dijo que cada parroquia ha recibido los materiales para poder promover el programa incluyendo pósteres para poner por la parroquia; tarjetas para poner en las bancas; información sobre el discernimiento para dar a los hombres de entre 16 y 40 años que creen que pueden tener una vocación, además que recursos digitales adicionales para facilitar el programa tanto posible.

Durante este fin de semana dedicado, se ha pedido a los párrocos a compartir sus propias historias vocacionales con sus feligreses y animar la distribución y colecta de las tarjetas de nombramiento. Entonces, en los meses por venir, después de revisar todas las tarjetas y los nombres seleccionados, los candidatos discernidores recibirán una invitación a eventos programados por la Oficina de Vocaciones en donde podrán conversar sobre el sacerdocio y el por qué surgieron sus nombres por sus hermanos feligreses que reconocieron cualidades sacerdotales en ellos.

Los hombres también tendrán tiempo para la oración y mayor discernimiento sobre si se sienten una vocación. El padre Parzynski dijo que los hombres que desean perseguir el proceso de discernimiento tendrán la oportunidad de reunirse en enero para una Misa y recepción con el obispo David M. O’Connell, C.M., para conocer a otros sacerdotes de la Diócesis y escuchar sus historias vocacionales además de poder preguntar sobre sus preocupaciones o cuestiones.