El papa Francisco ha urgido al pueblo inscribirse para recibir la vacuna del COVID tan pronto que sea posible. El papa compartió su pensamiento en una nueva entrevista que espera recibir su propia primera dosis esta semana. Dijo que es una “opción ética, porque estás jugando con tu salud, tu vida, pero también con la vida de los demás”.

La Congregación del Vaticano para la Doctrina de la Fe y la Conferencia de los Obispos Católicos de los Estados Unidos han declarado que las vacunas en uso actualmente – de Pfizer y Moderna particularmente – son aceptables y permisibles éticamente por el uso de parte de todos los fieles católicos.

El obispo David M. O’Connell, C.M., recibió la vacuna en el hospital St. Francis el lunes, 11 de enero. “Porque tengo contacto directo con tantas personas en la Diócesis y mi propia edad y diabetes, decidí que fue aconsejable e importante recibir la vacuna cuando se me fuera disponible”.