Delegados con la asociación católica de abuelos irlandeses participan en la ceremonia de apertura del 50 congreso eucarístico internacional en Dublin en esta foto del 2012.  El papa Francisco ha escogido el tema, "Estoy contigo todos los días" para el primer Día Mundial de los Abuelos y las Personas Mayores que se celebrará el 25 de julio, 2021. Foto CNS/Paul Haring
Delegados con la asociación católica de abuelos irlandeses participan en la ceremonia de apertura del 50 congreso eucarístico internacional en Dublin en esta foto del 2012. El papa Francisco ha escogido el tema, "Estoy contigo todos los días" para el primer Día Mundial de los Abuelos y las Personas Mayores que se celebrará el 25 de julio, 2021. Foto CNS/Paul Haring

CIUDAD DEL VATICANO – Para expresar la cercanía de Dios y de la iglesia a todas las personas mayores, el papa Francisco ha elegido "Estoy contigo todos los días", del Evangelio de Mateo, como tema de la primera Jornada Mundial de los Abuelos y las Personas Mayores.

El tema de esta celebración, que tendrá lugar el 25 de julio, es especialmente apropiado "en estos tiempos desafiantes de pandemia", expuso el anuncio del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida.

"'Estoy contigo todos los días' es también una promesa de cercanía y esperanza que jóvenes y mayores pueden compartir mutuamente. No solo los nietos y los jóvenes están llamados a estar presentes en la vida de las personas mayores, sino que las personas mayores y los abuelos también tienen una misión de evangelización, proclamación y oración, y de animar a los jóvenes en su fe”, expresa el comunicado.

El Santo Padre anunció a fines de enero que había instituido el Día Mundial de los Abuelos y las Personas Mayores, que se celebrará cada año el cuarto domingo de julio, para coincidir con la fiesta de San Joaquín y Santa Ana, los abuelos de Jesús.

El cardenal Kevin J. Farrell, prefecto del Dicasterio, había dicho que el evento anual sería "un regalo para toda la iglesia", y que enfatiza el cuidado pastoral de los ancianos como "una prioridad que ya no puede ser postergada por ninguna comunidad cristiana".

"En la encíclica 'Fratelli Tutti', el Santo Padre nos recuerda que nadie se salva solo. Con esto en mente, debemos atesorar la riqueza espiritual y humana que se ha transmitido de generación en generación", acotó.

Se espera que el papa Francisco marque el día con una Misa vespertina en la Basílica de San Pedro.