CIUDAD DEL VATICANO (CNS) – El papa Francisco ofreció oraciones por el pueblo de los Estados Unidos "sacudido por el reciente asedio al Congreso" y oró por las cinco personas que perdieron la vida "en esos momentos dramáticos" cuando los manifestantes irrumpieron en el Capitolio el 6 de enero.

Al comentar sobre los hechos ocurridos después de recitar la oración del Ángelus el 10 de enero, el papa insistió en que "la violencia es autodestructiva siempre. Nada se gana con la violencia y tanto se pierde".

El papa instó a los líderes del gobierno "y a toda la población a mantener un alto sentido de responsabilidad para calmar los ánimos, promover la reconciliación nacional y proteger los valores democráticos arraigados en la sociedad estadounidense".

Y rezó para que "la Virgen Inmaculada, patrona de los Estados Unidos de América, ayude a mantener viva la cultura del encuentro, la cultura del cuidado, como vía maestra para construir juntos el bien común; y lo haga con todos aquellos que habitan en esa tierra".

Los comentarios del papa Francisco se dieron un día después de la publicación de partes de una entrevista en la cual dijo que estaba "asombrado" por la violenta violación del capitolio de Estados Unidos, especialmente porque el pueblo de los Estados Unidos es "tan disciplinado en la democracia".

La entrevista con el canal italiano Canale 5 estaba programada para transmitirse el 10 de enero, pero algunas partes se transmitieron el 9 de enero.

La violencia, dijo, siempre debe ser condenada, pero también es cierto que incluso en las sociedades más "maduras", hay minorías violentas, "personas que van contra la comunidad, contra la democracia, contra el bien común".

"Pero gracias a Dios esto estalló y la gente pudo verlo bien. De esa manera se puede remediar", dijo.

"Ninguna nación puede presumir de no haber tenido nunca un caso de violencia. Sucede", dijo. "Debemos entenderlo, para que no se repita, aprender de la historia, ¿verdad?"

En la entrevista, el papa Francisco también habló sobre la vacuna contra el COVID-19.

Desde un punto de vista ético, dijo: "Creo que todos deben vacunarse, es la opción ética porque estás jugando con tu salud, tu vida, pero también estás jugando con la vida de los demás".

El Vaticano espera comenzar a vacunar a residentes y empleados que han pedido ser vacunados la semana de 11 de enero, "y yo me inscribí; hay que hacerlo", dijo el papa.

El papa Francisco recordó que cuando era niño, polio era una amenaza, "y muchos niños quedaron paralizados y la gente estaba desesperada por una vacuna. Cuando salió la vacuna, te la dieron con un poco de azúcar".

"No sé por qué algunas personas dicen, 'No, la vacuna es peligrosa', pero si los médicos se la presentan como algo que hará bien, que no conlleva peligros particulares, ¿por qué no tomarla?" él dijo.

El papa Francisco dijo que no podía explicar el "negacionismo suicida", pero "la gente debe vacunarse".