CIUDAD DEL VATICANO (CNS) El papa Francisco oró para que la gente en todas partes del mundo concluyan el 2019 "en paz, paz en sus corazones" y para que las familias sellen el Año Nuevo "comunicándose entre sí".

Al rezar el Ángelus el 29 de diciembre, Fiesta de la Sagrada Familia, el papa Francisco le encomendó a María, "Reina de la familia", a todas las familias del mundo, "especialmente a las que están extenuadas por el sufrimiento o las dificultades, e invocamos sobre ellas su protección materna".

El pontífice también ofreció oraciones especiales "por las víctimas del horrible ataque terrorista" del 28 de diciembre en Mogadiscio, Somalia, donde más de 70 personas murieron en la explosión de un coche bomba. "Estoy cercano a todos los familiares y a cuantos lloran su pérdida".

Guió a la multitud, congregada en la Plaza de San Pedro, en el rezo del Avemaría por las víctimas y sus seres queridos mientras el número de fallecidos sigue en aumento.

El pasaje del Evangelio de san Mateo correspondiente a ese día, relató cómo un ángel se le apareció a José en un sueño, diciéndole que huya a Egipto con María y Jesús porque Herodes quería matar al bebé.

"De este modo la Sagrada Familia se solidariza con todas las familias del mundo que se ven forzadas al exilio; se solidariza con todos aquellos que se ven obligados a abandonar su propia tierra a causa de la represión, de la violencia y de la guerra", dijo el papa Francisco.

La santidad de la Sagrada Familia es un regalo de Dios --dijo-- pero al mismo tiempo es resultado de que ellos se "sumaron libre y responsablemente al plan de Dios".

Jesús, María y José --dijo-- "representan una respuesta coral a la voluntad del padre. Los tres miembros de esta familia se ayudaron entre sí a descubrir el plan de Dios".

"Rezaban, trabajaban, se comunicaban", dijo el papa para continuar con una pregunta. "¿En tu familia, sabes comunicarte o eres como esos chicos que en la mesa, cada uno con el teléfono móvil, está chateando?"

Cuando están todos en su teléfono jugando, viendo algo o texteándose --dijo-- no hay comunicación.

"Debemos retomar la comunicación en familia. Padres, hijos, abuelos, hermanos y hermanas tienen que comunicarse entre sí", dijo el papa. "Es tu tarea de hoy, en el Día de la Sagrada Familia".

El papa Francisco también rezó para que la Sagrada Familia sea un modelo para padres e hijos a fin de que "se sostengan mutuamente en la adhesión al Evangelio, fundamento de la santidad de la familia".