CIUDAD DEL VATICANO CNS – El diálogo y la cooperación interreligiosa son más necesarios que nunca durante este tiempo en que las personas y el planeta enfrentan múltiples amenazas, dijo el Papa Francisco a una delegación de budistas de Tailandia.

"Tristemente, por todos lados escuchamos el grito de una humanidad herida y una tierra quebrada", dijo.

"Nuestra tarea hoy es guiar a nuestros respectivos seguidores a un sentido más vívido de la verdad de que todos somos hermanos y hermanas", dijo al grupo durante una audiencia en el Vaticano el 17 de junio.

"Se deduce que debemos trabajar juntos para cultivar la compasión y la hospitalidad por todos los seres humanos, especialmente los pobres y marginados", dijo el Papa.

La delegación incluía a más de 30 monjes budistas destacados, unos 60 budistas laicos y varios representantes de la Iglesia católica en Tailandia, según Vatican News. Estuvieron en Roma asistiendo a una conferencia el 17 de junio titulada "Amistad entre budistas y cristianos para una cultura de encuentro", patrocinada por la Pontificia Universidad Urbaniana de Roma y el Dicasterio del Vaticano para el Diálogo Interreligioso.

El propósito de su visita fue conmemorar el 50° aniversario del encuentro entre san Pablo VI y el 17° patriarca budista supremo de Tailandia, Somdej Phra Wannarat.

El Papa agradeció a los miembros de la delegación su visita al Vaticano "para renovar nuestros lazos de amistad y colaboración mutua", y recordó su visita a Tailandia en 2019, destacando "la maravillosa acogida y hospitalidad que recibí".

El Papa les dijo que "en un momento en que nuestra familia humana y nuestro planeta se enfrentan a múltiples amenazas, este diálogo amistoso y esta estrecha colaboración son aún más necesarios".

"Buda y Jesús entendieron la necesidad de superar el egoísmo que da lugar al conflicto y la violencia", dijo.