“¿Dónde estaríamos en nuestras vidas sin conocer a Dios”?

Esa es la pregunta que lanza el obispo David M. O’Connell, C.M., en su mensaje para la Campaña Católica Anual 2020 que se arranca en todas las parroquias de la Diócesis de Trenton el 15 y 16 de febrero.

Citando investigaciones que reportan que más estadounidenses no practican su fe o ni creen en Dios, el obispo O’Connell dice, “Es nuestro trabajo, como discípulos de Cristo, dejar reconocer que Dios es real y vivo en el mundo del día de hoy y que Dios es la única respuesta a nuestras necesidades.

“Somos testigos de Jesús a través de cómo vivimos y practicamos nuestra fe. Si hacemos que nuestra vida entera sea una oración y recibimos los dones que Dios nos da, podamos compartir estos dones con los demás, demostrándolos que Dios existe en sus vidas”, dijo el obispo O’Connell.

Al presentar la campaña, el obispo O’Connell reflexionó sobre el tema de la campaña este año – un mensaje de San Agustín: “Dios da en donde encuentra manos vacías”.

“Como cristianos, estamos llamados hacer lo mismo”, dijo, y “la Campaña Católica Anual de este año es una manera nueva e impactante para compartir a Cristo con los demás”.

El video, que se estrenará en todas las Misas del fin de semana de la Campaña, iluminará los ministerios y programas apoyados por la campaña, que tiene como su meta recaudar $7 millones. Se los pedirá a los feligreses contribuir a la campaña con una donación haciendo uso de las tarjetas disponibles en todas las parroquias. Feligreses que desean discernir su contribución pueden revisar otros recursos promocionales disponibles, incluyendo un folleto y una carta de parte del obispo O’Connell que fueron enviados a todas las casas católicas dentro de los cuatro condados de la Diócesis o a través de la página web: dioceseoftrenton/catholicappeal.

Según Steve Nicholl, director del departamento diocesano de desarrollo, y Christine Prete, directora asociada, hicieron los cambios para ofrecer a los donantes la oportunidad de personalizar su donación, eligiendo el ministerio o ministerios específicos que desean apoyar. Pueden elegir de las siguientes áreas ministeriales: (1) Sacerdotes, diáconos y religiosos; (2) Alcance comunitario, y (3) Enseñar la fe; o los donantes pueden dirigir su donación al ministerio que más la necesita.

Nicholl y Prete reportan que, desde el 31 de enero, habían recaudado unos $5.9 millones en compromisos a la campaña del 2019 hacia la meta de $7 millones y que 31 parroquias de las 99 de la Diócesis habían sobrepasado su meta de la campaña del año pasado. Nicholl notó que el pago de los compromisos llegó a más de un 98 por ciento, que es un aumento de años anteriores.

Revisando como las parroquias se benefician de la Campaña Católica Anual, Nicholl dijo que aquellas que alcanzan su meta recibirán un reembolso de un 15 por ciento y que las parroquias que recaudan más de su meta reciben un 50 por ciento del dinero recaudado. Las parroquias utilizan los reembolsos para una cantidad de actividades, incluyendo, pero no limitado, a apoyar los ministerios juveniles, el alcance comunitario, proyectos de mantenimiento y para responder a otras necesidades que requieren de mayor atención.

Además de compartir sobre la Campaña Católica Anual, Nicholl y Prete hablaron sobre la campaña de largo plazo Fe para Mover Montañas de recaudar unos $75 millones. Dijeron que están tan agradecidos que todavía los donantes siguen cumpliendo con sus compromisos que hicieron hace 3 a 5 años. Hasta el día de hoy, la Diócesis ha recibido más de $52 millones en efectivo para esta campaña. Además de apoyar a los seis elementos diocesanos nombrados en la campaña, reembolsos parroquiales también responden a necesidades parroquiales: desarrollar y mejorar programas de formación de la fe para niños, jóvenes adultos y adultos; mantenimiento y sostenibilidad de propiedades; mejoramiento capital y mayordomía de terrenos y propiedades; la formación de la fe y programas de evangelización; apoyo económico para becas a la educación católica y el apoyo económico, y muchos otros proyectos.