El obispo David M. O’Connell, C.M., insta a los fieles de la Diócesis de Trenton a unirse a él en oración por todos los impactados por los tornados destructivos que se reportaron en seis estados del medio oeste del país.

Oremos por las almas de quienes han muerto; por el confort de sus queridos en duelo; por la sanación de los heridos y por la fortaleza y perseverancia de quienes hayan perdido sus hogares y trabajos. Es demasiado temprano saber cómo podemos ayudar, pero estamos monitoreando la situación y mantendremos informada a nuestra comunidad. Que todos los traumatizados por esta devastación tremenda encuentren el amor incesante de Dios y que sepan que no los olvidaremos.