Declaración conjunta de los Obispos católicos de Nueva Jersey sobre la propuesta del Gobernador Murphy que toda aseguradora de salud en Nueva Jersey proporcione cobertura para servicios de abortos

Los Obispos católicos de Nueva Jersey nos unimos para expresar nuestra decepción e indignación sobre el anuncio del Gobernador Murphy sobre una propuesta de ley que impondrá a todas las aseguradoras de salud en Nueva Jersey, pagar por servicios de abortos, un acto que por su propia naturaleza, le pone fin a la vida humana. Si se promulga, esta propuesta de ley podría asignar esto como mandato, exigiendo cobertura de seguro de salud para abortos, codificar los reglamentos que permitan a personal no médico a realizar abortos, y crear un fondo público que aparte dinero de los contribuyentes para pagar por abortos.

Irónicamente, Nueva Jersey ya tiene algunas de las leyes sobre el aborto más tolerantes en los Estados Unidos y continúa suministrando a proveedores de abortos decenas de millones de dólares en fondos públicos para realizar estos procedimientos. Nueva Jersey sigue clasificándose entre los 3 mayores departamentos de más procedimientos de abortos al año a nivel nacional. Por estas razones es incomprensible forzar a los proveedores de seguro de salud en Nueva Jersey a cubrir el 100% de su costo para expandir el acceso a estos procedimientos abominables.

El anuncio de esta propuesta de ley es un ataque directo a la dignidad y la santidad de vida y es una prueba más de que hemos fallado como sociedad, cuando una madre siente que su única opción es terminar con la vida de su hijo.

Por nuestra parte, la Iglesia católica se compromete en oponerse a esta propuesta de ley, y aun más importante, estamos listos para ampliar y aumentar la conciencia sobre los abundantes recursos y programas que ofrecemos, que van desde Centros de acogida para embarazadas, ropa, alimentos, vivienda, agencias de adopción, centros de recursos familiares y programas nacionales tales como Camina con madres necesitadas. Prometemos auxiliar y estar al pie de toda madre y de toda familia que enfrente un embarazo difícil y no planeado.

Cardenal Joseph W. Tobin, C.Ss.R, Arzobispo, Arquidiócesis de Newark

Rvmo. David M. O’Connell, C.M., Obispo, Diócesis de Trenton

Rvmo. Dennis J. Sullivan, Obispo, Diócesis de Camden

Rvmo. Yousif Habash, Obispo, Diócesis católica siriana de Nuestra señora de la liberación

Rvmo. Kevin J. Sweeney, Obispo, Diócesis de Paterson

Rvmo. James F. Checchio, Obispo, Diócesis de Metuchen

Rvmo. Kurt Burnette, Obispo, Eparquía de Passaic