El papa Francisco conversa con una familia durante la reunión con los pobres delante de la Jornada Mundial de los Pobres.  Foto CNS/Paul Haring
El papa Francisco conversa con una familia durante la reunión con los pobres delante de la Jornada Mundial de los Pobres. Foto CNS/Paul Haring

El papa Francisco se preparará para la celebración de la Jornada Mundial de los Pobres reuniéndose y escuchando a unas 500 personas pobres peregrinando hacia Asís, Italia, el 12 de noviembre.

Dos días después, en la Jornada Mundial de los Pobres, el papa celebrará una misa en la Basílica de San Pedro con unas 2,000 personas pobres y los que les ayudan, dijo el Vaticano. A todos se les ofrecerá una comida después de la misa.

Los peregrinos de Asís, asistidos por una organización benéfica católica francesa y varias italianas, regresarán a casa desde Asís con nuevas mochilas con suéteres de invierno, bufandas, sombreros y chaquetas, así como cubrebocas de tela para protegerse del COVID-19.

El Vaticano dijo el 8 de noviembre que los regalos serán empaquetados por el proyecto + Three "que promueve productos fabricados con respeto a la sostenibilidad ambiental y económica dentro de una cadena de suministro ética y socialmente útil".

El Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, el cual promueve y organiza la Jornada Mundial de los Pobres, dijo que el papa Francisco prestará especial atención este año a 40 hogares grupales que atienden a niños o niñas y sus madres, entregando un suministro de dos meses de productos para el cuidado personal y alimentos, especialmente alimentos para bebés.


Con donaciones de una cadena de supermercados y un fabricante de pasta, dijo, los hogares grupales y las parroquias y organizaciones benéficas locales compartirán cinco toneladas de pasta, una tonelada de arroz, dos toneladas de puré de tomate, 1,000 litros de aceite y 3,000 litros de leche.

El Vaticano también ha preparado 5,000 kits llenos de medicamentos comunes para distribuirlos a los pobres en las parroquias de Roma, dijo el consejo. Y una empresa italiana de servicios financieros hizo una donación que permitirá a la oficina del limosnero papal ayudar a 500 familias a pagar sus facturas de gas y servicios públicos, dijo el consejo.