El señor Idowu sirve como intermediario entre los inquilinos/arrendatarios y los propietarios sea con el papeleo o pasos legales. (Foto cortesía de Mosudi Idowu)
El señor Idowu sirve como intermediario entre los inquilinos/arrendatarios y los propietarios sea con el papeleo o pasos legales. (Foto cortesía de Mosudi Idowu)
La pandemia se ha expandido tanto que ya ha llegado a cada rincón de la Diócesis de Trenton, afectando a unas comunidades más que a otras, dejando al desnudo las diferencias sociales y económicas que existen en tales comunidades. Está circulando en las redes sociales una imagen con una frase que dice: “No todos estamos en el mismo barco” aunque todos estemos navegando por la misma ola de la pandemia.

Esta pandemia ha causado muchos inconvenientes para inquilinos y arrendatarios, especialmente en las áreas metropolitanas de la Diócesis, creando así grandes desafíos para el gobierno estatal. El señor Mosudi Idowu, director del programa Vivienda Para Personas Sin Hogar y Respuesta Inmediata Para Alojamiento de Caridades Católicas en la Diócesis de Trenton, informa que la pandemia ha causado muchos problemas, particularmente en la comunidad inmigrante.

Las cortes entraron en moratorio cuando New Jersey empezó a urgir la cuarentena por la pandemia en marzo. Solo escuchaban casos de manera virtual. El moratorio, o descanso de protocolos, brindó a los arrendatarios unos meses de alivio si se encontraron atrasados con la renta porque postergaron el proceso de exponer a personas de sus viviendas. El equipo de Caridades Católicas está preparado para acompañar a quienes se lo necesite para evitar la expulsión, y mejor todavía, proveer apoyo económico a quienes puedan.

El señor Idowu, original de Nigeria, lleva 30 años trabajando en Caridades Católicas y dice que lo hace porque se siente llamado a acompañar a las personas más necesitadas, en especial todas aquellas que no tienen un lugar donde vivir. Idowu en sus palabras nos dice: “Mi trabajo es ayudarte en lo que más pueda e informarte de las posibilidades existentes, hay mucha información importante sobre la pandemia que la gente debe saber”.

Esa información importante de la que habla Mosudi, se refiere a cómo acceder a los recursos destinados a las personas que tienen dificultad para pagar el alquiler y como puede acceder a ella. Si las personas en necesidad tienen uno o varios hijos o que vivan con alguien, no necesariamente un familiar, que es ciudadano americano, eso facilitaría el proceso para recibir un porcentaje de la ayuda económica que ofrecemos. El programa de apoyo se lleva a cabo en los condados de Burlington, Mercer y Ocean.

Dicha ayuda consiste en el pago de hasta tres (3) meses de renta, y dependiendo de la gravedad del caso, esa ayuda puede extenderse hasta por seis (6) meses. A continuación, la lista de los documentos necesarios para solicitar la ayuda:

  1. Carta del propietario de la casa que lo identifique como dueño.
  2. Copia del contrato de arrendamiento.
  3. Formulario de certificación diligenciado por el dueño.

En Caridades Católicas de Diócesis de Trenton, le pueden brindar ayuda con la aplicación en caso de que se lo necesite.

El señor Idowu cuenta que a muchos de los propietarios les gusta participar de este programa porque se van con la seguridad de que recibirán el pago del arriendo sin necesidad de involucrar abogados; de esta manera tanto el propietario como el arrendatario podrán tener un acuerdo, (contrato de pago) por escrito y no solo verbal y “bajo la mesa” como pasa mucho en la comunidad hispana.

Como caso particular, Idowu compartió que conoció a una madre de familia, quien tenía un muy buen trabajo en el estado de Pennsylvania, alguien le contó sobre un trabajo en la ciudad de Trenton, al parecer mucho mejor del que tenía, ella lo dejó todo y se mudó para Trenton. A raíz de la pandemia, la compañía para la cual trabajaba cerró, se quedó sin trabajo y por poco pierde su casa. Ahora, gracias al programa de ayuda económica para personas sin vivienda, esta mujer puede diligenciar la aplicación y recibir la ayuda que ofrecemos.

Como nota personal, el señor Idowu compartió que: “cada que hablo con estas personas en necesidad, me doy cuenta de que son iguales a mí; somos iguales”.

Para más información sobre el programa económico para personas sin vivienda de Caridades Católicas de la Diócesis de Trenton, visite: www.catholiccharitiestrenton.org/services/housing-food o llame al 1-800-360-7711.

 

El padre Fernando López, vicario parroquial de la Parroquia Cristo Rey, Long Branch, ayudó con la edición de este artículo.