Como su obispo, yo invito y animo a todo clérigo, religioso y fiel de la Diócesis de Trenton a unirse a mí en enviar el apoyo de nuestras oraciones y contribuciones a los esfuerzos de apoyo en Haití después del terremoto a través de:

Catholic Relief Services    crs.org


Terremoto masivo de 7.2 golpea a Haití matando a más de 300 personas con una cantidad creciente de muertos.

Las casas aplastadas por los choques dejaron a miles sin alojamiento.

Haití es un país susceptible a huracanes y que aun recuperaba del terremoto horrible de hace 10 años y muchos en Haití ya afrontaban una hambre profunda debido a la sequia y la inestabilidad económica.

Su regalo es críticamente importante para las familias en Haití.

Tres de nuestros sacerdotes en la Diócesis de Trenton son de Haití, con dos de ellos de la región de Haití más afectada inmediatamente.

Cuando damos, cuanto sea, proveemos el apoyo inmediato a nuestras hermanas y hermanos haitianos que luchan para sobrevivir esta situación devastadora.

Nuestras oraciones y apoyo generoso harán muchísimo. ¡Por favor, donemos hoy día mismo!