EL OBISPO DAVID M. O'CONNELL, C.M., HA ESTABLECIDO una nueva colección anual especial que se llevará a cabo en todas las parroquias los días 23 y 24 de julio para beneficiar a los sacerdotes jubilados, ancianos y enfermos de la Diócesis de Trenton. La colección coincidirá con la segunda Jornada Mundial de los Abuelos y las Personas Mayores, y será una forma para que los fieles apoyen a nuestros "padres y abuelos espirituales" en la Diócesis.

En un mensaje publicado el 11 de julio, el obispo O'Connell explicó la necesidad: "Hace veinticinco años, había 12 sacerdotes jubilados en la diócesis de Trenton. Hoy en día hay 75. Dentro de cinco años, habrá más de 100 sacerdotes jubilados aquí. Nos enfrentamos a una escasez de recursos para satisfacer las necesidades básicas de este grupo de rápido crecimiento".

El obispo señaló además que los ingresos del fondo se utilizarán para las operaciones en curso de Villa Vianney, el actual centro de jubilación de la diócesis en Lawrenceville; para buscar nuevas propiedades que se puedan desarrollar para dar cabida al mayor número de sacerdotes jubilados y para proporcionar una atención de enfermería adecuada a aquellos sacerdotes que lo requieran.

El obispo O'Connell pide que el clero y los laicos de la diócesis respondan generosamente a esta nueva colección en reconocimiento a todo lo que estos sacerdotes han dado a la Iglesia, y su lugar como "tesoros en la familia de Dios".