WASHINGTON- El lunes, 17 de junio, 2019, el presidente Donald J. Trump anunció acciones migratorias inminentes por la agencia de inmigraciones y aduanas del departamento de seguridad nacional (ICE por sus cifras en inglés). Reportajes de prensa adicionales el viernes, 21 de junio, indican que ICE tiene planes para una operación de ejecución en ciudades principales para sacar a miles de familias inmigrantes que tienen órdenes de deportación.

El reverendísimo Joe S. Vásquez, Obispo de Austin y director del comité sobre migraciones de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos, declaró lo siguiente:

“Nosotros reconocemos el derecho de países de controlar sus fronteras de una manera justa y proporcionada. Sin embargo, las acciones impuestas ampliamente instigan el pánico en nuestras comunidades y no servirán como freno eficaz a la migración irregular. A cambio, debemos enfocarnos en las causas principales en Centroamérica que han impulsado a tantas personas a dejar sus hogares en la búsqueda de la seguridad y reformar nuestro sistema migratorio con una vista hacia la justicia y el bien común. Nosotros estamos dispuestos y listos para colaborar con la Administración y la Casa Baja para lograr estos objetivos.

Durante estos tiempos perturbadores, ofrecemos nuestras oraciones y apoyo a nuestros hermanos y hermanas, sin importar el estatus migratorio, y reconocemos su dignidad inherente como hijos de Dios”.