Los obispos católicos de New Jersey han escrito una declaración en oposición a legislación propuesta en el Senado y la Asamblea de New Jersey que va en contra la dignidad de la vida. La declaración, firmada por todos los obispos de New Jersey, sigue:

Los obispos católicos de Nueva Jersey nos unimos para expresar nuestra más firme oposición al proyecto de ley S49/A6260. Esta legislación perjudicial podría: codificar en ley estatal para que un individuo tenga derecho al aborto, incluso a los abortos tardíos; potencialmente violar la libertad religiosa de los trabajadores de la salud y hospitales; y exigir que empresas privadas expandan su cobertura de salud para ahora incluir servicios de abortos.

Consideramos sagrada toda vida humana, incluso la de los no nacidos, y nos oponemos enérgicamente a cualquier esfuerzo que busque hacer más asequibles los servicios de abortos, y ciertamente a este esfuerzo que se está llevando apresuradamente por el proceso legislativo al término de esta sesión.

Somos conscientes de los estragos económicos, emocionales y físicos que un embarazo inesperado pueda tener en una madre. Nos solidarizamos con todas las madres que se sienten desesperanzadas y solas, motivo por el cual la Iglesia católica tiene la larga tradición de ofrecer alternativas al aborto. Por medio de agencias y caridades católicas, parroquias y otras organizaciones, las madres que buscan alternativas al aborto pueden acceder al cuidado prenatal y de salud optimistas, apoyo emocional, asistencia para dar a luz y criar a su hijo, y las necesidades básicas tales como vivienda, alimentación y vestimenta.

El aborto es un ataque directo sobre la vida misma. Como tal, los obispos católicos de Nueva Jersey impulsamos a los católicos y personas de buena voluntad para que rechacen este proyecto de ley, que busca expandir los servicios de aborto y comuníquense con sus legisladores estatales para expresar su firme oposición a dicha aprobación.

Pulse AQUÍ para la declaración de los obispos.