Miembros de varios concilios de por la Diócesis de Trenton participan en la recesional después de la Misa de Acción de Gracias en honor de la beatificación del padre Michael J. McGivney el 14 de noviembre.
Miembros de varios concilios de por la Diócesis de Trenton participan en la recesional después de la Misa de Acción de Gracias en honor de la beatificación del padre Michael J. McGivney el 14 de noviembre.

Parado en el púlpito en la Co-Catedral San Roberto Belarmino, Freehold, el obispo David M. O’Connell, C.M., recordó a los Caballeros de Colón presentes el 14 de noviembre de las buenas obras de un sacerdote humilde que ahora se acerca a la santidad.

“Es una historia clásica católica y americana”, dijo el obispo sobre la vida del beato Michael J. McGivney, fundador de los Caballeros de Colón. “Los pobres de espíritu, mansedumbres, hambrientos y saciantes por la justicia… si estas cosas fueran criterios en una descripción de trabajo, ciertamente McGivney calificaba… Michael J. McGivney no solo ganó el trabajo, lo vivía y recordaba a los católicos demás hacer lo mismo”.

La Misa de Acción de Gracias conmemoró la beatificación del beato Michael MCGivney del 31 octubre y proveyó una oportunidad para honrar a los Caballeros quienes sirven en parroquias de por toda la Diócesis. El obispo O’Connell formalmente instaló y bendijo un retrato del beato McGivney, una obra comisionada del artista y padre sulpiciano Peter Gray.

“Los agradezco tanto por todo lo que hacen y todo lo que son”, dijo el obispo O’Connell a los Caballeros. Hay unos 11,700 Caballeros de Colón viviendo en la Diócesis de Trenton. Por causa de las restricciones de la pandemia, solo unos 200 Caballeros y sus invitados asistieron la Misa que fue transmitida virtualmente en vivo a través de los medios diocesanos.

Galería de fotos: Misa de reconocimiento de beatificación del padre McGivney

Al bendecir el retrato del sacerdote quien murió durante una pandemia a los 38 años, el obispo compartió un video con un mensaje de parte del Caballero Supremo Carl A. Anderson quien no pudo asistir la Misa debido a restricciones de viajar por la pandemia. Anderson compartió que la beatificación del padre McGivney “debe dar ánimo y esperanza a cada Caballero y cada católico. Su legado ha sido bendición a millones, su santa vida un ejemplo a millones más”.

Anderson notó que la pintura del padre McGivney por el padre Gray era diferente que la mayoría de los retratos que había visto porque el padre solía estar vestido en ropa sacerdotal simple. Sin embargo, en este retrato se le ve al padre McGivney vestido para celebrar el santo sacrificio de la Misa.

“Espero que todos nosotros hallamos seguir los pasos del beato Michael McGivney”, concluyó Anderson, “en nuestro camino hacia la santidad y a través de nuestras vidas que devotamos a la caridad, unidad y fraternidad”.

Edward Michalak, presidente de la Federación de los Caballeros de Trenton y feligrés de la Parroquia Nuestra Señora del Buen Consejo, Moorestown, dijo del evento, “Quería compartir este día especial con mis hermanos Caballeros. Esta es la culminación de todo lo que hacemos los Caballeros espiritual y físicamente, y una oportunidad de unirnos como comunidad”.

Representando al concilio 1672 de los Caballeros de Colón de Freehold, feligreses de las Parroquias Santa Rosa de Lima y la Co-Catedral. Uno de ellos, Tom O’Connor tomó varias fotos del retrato después de la Misa. “Es un retrato hermoso. Es importante honrar al padre McGivney por fundar a los Caballeros y por todo lo que ha hecho”.

Caballero mayor del concilio, Brian Barrett, reflexionó sobre el impacto que el retrato puede tener en las personas que visitan la Co-catedral. “A lo mejor, el retrato dará más atención a los Caballeros y aumentar nuestra membrecía. Con más socios, podremos hacer más buenas obras”.

La beatificación del padre McGivney es “una inspiración”, dijo Barrett. “Tener a un sacerdote americano beatificado es especial; que el sacerdote sea el fundador de los Caballeros de Colón es extraordinario. El padre McGivney halló involucrar a los laicos. Con más de dos millones de Caballeros por el mundo, parece que lo haya logrado. De alguna manera… nosotros seguimos el trabajo que él empezó hace casi 140 años”.