Los capitanes de las Antorchas Guadalupanas no podían evitar sonreír en la apertura de la celebración a todo dar en honor de Nuestra Señora de Guadalupe para la familia de fe de la Diócesis de Trenton. Foto por Mike Ehrmann
Los capitanes de las Antorchas Guadalupanas no podían evitar sonreír en la apertura de la celebración a todo dar en honor de Nuestra Señora de Guadalupe para la familia de fe de la Diócesis de Trenton. Foto por Mike Ehrmann

“El amor significa una conexión con otra persona”, compartió el monseñor José Roldán, rector de la Catedral Santa María de la Asunción, Trenton, en su homilía.

El amor fue el tema y sentimiento principal mientras cientos se reunieron y miraron por las redes sociales una Misa especial desde la madre iglesia de la Diócesis de Trenton para encender y enviar las 18 Antorchas Guadalupanas el 30 de octubre.

Al reflexionar sobre las lecturas de la Misa, el monseñor Roldán elaboró sobre el Evangelio en lo cual le preguntaron a Jesús identificar el mayor de los Mandamientos de Dios. “Jesús nos da dos, pero no los podemos separar. Tenemos que amar a Dios y amar al prójimo”, predicó. Subrayó que “si no puedes demostrar el amor, entonces no lo podrás sentir”, porque el amor implica tomar alguna acción.

“Los sentimientos no dan de comer a los hambrientos. Esto es lo que la Santa Madre nos ha mostrado. Ella confiaba, era fiel, era leal, y nos insta hacer lo mismo… eso es el amor”, compartió el monseñor Roldán.

GALERÍA DE FOTOS: Misa de encender y enviar las Antorchas Guadalupanas

La Misa marcó el comienzo de una celebración de un mes entero en honor de Nuestra Señora de Guadalupe durante lo cual las Antorchas harán un recorrido a las parroquias y comunidades de por la Diócesis. Los fieles pueden esperar celebraciones, serenatas, Rosarios, y otras oportunidades para orar juntos mientras las dieciocho Antorchas sigan sus rutas individuales.

“Por su SÍ (de María), tenemos la salvación”, compartió Milady González, ministro de música para la Catedral.

Para María de Lourdes Tapia de la Parroquia Santa Ana, Browns Mills, es por la misma razón de que “es ella quien llevo en mi corazón. Me siento muy relacionada con ella. Yo sé que ella siempre está conmigo, que me ayuda en todo. Yo le ofrezco mis dolores y problemas a ella”, compartió Doña María con mucha emoción, “porque sus dolores fueron mucho más que los míos… ante la Cruz”.

“Estamos aquí hoy para honrar a Nuestra Señora de Guadalupe y Juan Diego”, dijo Kevin Preciado de 12 años, también de la Parroquia Santa Ana. “Estamos aquí para recordar” cuando ella apareció a Juan Diego, pidiéndole que hablara con el obispo para que construyera una iglesia, un encuentro que se llevará a la cantidad de conversiones más grande en la historia de la Iglesia.

Una celebración de un mes entero

Muchos de los presentes en la Misa compartieron historias personas de conexión a la Madre de Dios.

“Mi madre nos acercó a María”, ofreció John Brandon, maestro del segundo distrito de los Caballeros de Colón y feligrés de la Parroquia Santa María, Middletown. “Mi esperanza es que ella (la Guadalupana) sea aceptada verdaderamente por todos los católicos, no solamente en la Diócesis de Trenton sino de por todo New Jersey y el resto del mundo”.

Este año, los Caballeros de Colón tienen un papel mayor en el mes del recorrido de las Antorchas. Ellos son los capitanes de los recorridos de dos Antorchas en cada condado de Monmouth, Ocean y Mercer y otra en Burlington, llevando las Antorchas y la dedicación compañera de Nuestra Señora de Guadalupe a cada concilio de los Caballeros en su territorio.

Es muy apropiado, compartió Jossie Ramos, asistente administrativa bilingüe del Departamento diocesano de la Evangelización y Vida Familiar. “Todo gira por ellos”, refiriéndose a un video producido por los Caballeros de Colón hace unos años sobre Nuestra Señora de Guadalupe. Ese video fue “el comienzo de la celebración de las Antorchas”, un evento tremendo organizado por el departamento diocesano ahora en su sexto año.

Después de la Misa, las 18 Antorchas empezarán sus recorridos diferentes de por la Diócesis. Los capitanes asegurarán que su Antorcha llegue de una comunidad a la próxima. Los fieles están instados a participar cuando y por dondequiera y pueden gozar de fotos y videos de eventos en las redes sociales de las parroquias y la Diócesis.

Una oportunidad familiar

Ramos continuó que el recorrido de las Antorchas Guadalupanas de por la Diócesis en noviembre es una temporada especial para su familia. “Mis pequeños están animados ver cual Antorcha, cual parroquia, podremos visitar porque nosotros hacemos los recorridos con las Antorchas y visitamos a una mayoría de las parroquias”.

Siguió, “Creo que, a fin del día, la cosa más importante es que pueden que a pesar de donde vayamos, la Misa es la misma y que aún celebramos en inglés y español, pero todo es lo mismo. Eso es muy enriquecedor para ellos y su fe”.

Las lecciones que la gente puede llevar de la Santa Virgen María bajo su título como Nuestra Señora de Guadalupe están por todos lados.

Muchas personas relatan que el apoyo y amor que reciben de la Santa Madre al amor que reciben de sus propias madres.

“Siempre… siempre nos protege”, compartió Gerardo Garrido de la Parroquia Santa María, Barnegat. “Siempre sentimos esa protección a donde quiera que estemos. Cuando yo venía para acá, eventualmente fue difícil en algunos lugares, en algunos momentos, y siempre encomendarme a la Virgen María siempre fue como una señal de fuerza, de que estaba yo protegido”.

Arturo Jarillo Suárez, también de la Parroquia Santa María, llevó a su familia a la Misa en Trenton. “Para nosotros, representa algo muy grande lo que es Maria. Lo que hizo. Gracias a ella, pues, nos trajo aquí a nuestro Señor Jesucristo y creemos totalmente en la Madre de Dios”.

Honrar a la Santa Madre no es cosa de solo un día, agregó Jarillo. “Nuestra devoción no es como para un día concreto. Hay que tenerla en cuenta todos los días de nuestras vidas y nuestra fe hacia ella… pues haciendo las cosas bien, y seguir adelante… que nada haga desviarnos de nuestra fe. Somos consagrados hijos de ella porque Jesús nos aceptó como hermanos y nos dejó a ella como madre. Entonces acudir a ella como madre nuestra y, yo sé, que ella intercede por nosotros”.

Ramos estuvo de acuerdo. “A pesar de donde estemos, ella es tan tierna, tan buena con nosotros, y yo creo que está ahí en donde yo tengo que trabajar mi forma de ser madre, entonces, ella me ayuda reflexionar sobre eso”.