Mateo Greeley celebra el cuarto Premio Gabriel que Cristo Para Todos ganó junto con videógrafo Carlos Delcid, productora Cynthia Pineda y gerente de audio Estuardo Pineda. Foto de cortesía
Mateo Greeley celebra el cuarto Premio Gabriel que Cristo Para Todos ganó junto con videógrafo Carlos Delcid, productora Cynthia Pineda y gerente de audio Estuardo Pineda. Foto de cortesía

Hace casi 30 años, este gringo embarcó en una aventura que le cambiaría su vida entera. Mi tiempo en Tacna, Perú, como voluntario jesuita es la razón por la cual he podido caminar con ustedes estos años como traductor, escritor, periodista y fotógrafo en la Diócesis de Trenton con un enfoque tierno en la comunidad Latina. Ha sido una bendición poder conocer a tantos de ustedes. Les agradezco su paciencia y comprensión con mis fallas ortográficas en español.

Hemos intentado aumentar las comunicaciones en español para la comunidad en mi tiempo. Adopté Peces del genio Alexis Arias que lo había creado como noticiero hace casi 10 años. Peces se convirtió en su propio periódico mensual, pero no hubo los recursos, ni tanto interés por fuera de seguirlo y se trasladó a ser una presencia en la página digital de El Monitor.

Otra creación de Alex fue Cristo Para Todos, el programa católico en español que desarrollaba temas desde la perspectiva católica con segmentos diversos, musicales y divertidos. Logramos compartir Cristo Para Todos en unos canales locales como Telemundo Philadelphia y hasta en Univisión New York durante varios años. La herramienta evangelizadora aun vive en su canal de YouTube: CristoParaTodosDOT.

Luego, al convertir el periódico Monitor en una revista mensual de alta calidad, empezamos con El Anzuelo, una mordida de cosas pasando en la Iglesia, que ocupa 4 páginas de cada revista con la esperanza de que los lectores buscarían más contenido en español en PecesdeTrenton.com.

No ha sido fácil ser coordinador de comunicaciones en español con los límites de no ser hablante nativo, pero me ha encantado, porque ha sido una manera muy especial de conocer al Pueblo de Dios y, de manera muy hermosa, a muchos de ustedes.

Ustedes brillan fuerte. Que sean luz y que no teman de lanzar la voz, poner por escrito a sus palabras y compartir su fe e historia. Es que su fe y su historia enriquecen a nuestra Iglesia, como a mí me han enriquecido. Es verdad. De verdad, es verdad.

Así que, les digo gracias y les pido elevar esa voz que ustedes tienen… para dejar al aire libre esa fe que viven. Hay 18 parroquias de las 90 de la Diócesis de Trenton con comunidades Latinas grandes y fuertes. Ustedes representan mucho del presente de nuestra Iglesia, no solo del futuro. Les pido buscar a personas bilingües que pueden mejorar lo poco que yo he hecho durante mis 9 años en este rol.

Les comparto que empieza un nuevo capítulo ahora en Notre Dame High School, Lawrenceville, algo que me anima y asusta a la vez. Estoy volviendo a lo que estudié y hacía hace mucho. Les pido orar por mí y les prometo que oraré por ustedes. Nos veremos por ahí en eventos parroquiales y diocesanos por venir, sin duda. Y algo que me quedará por siempre será un dicho de Cristo Para Todos… nunca olvidar que Es pa’ mí. Es pa’ ti. Cristo (es) para todos. Bendiciones.